Los sindicatos temen un 'tijeretazo' salarial del 10% para los funcionarios catalanes

stop

NEGOCIACIÓN CON LA GENERALITAT

Sindicatos protestan contra los recortes

09 de diciembre de 2011 (16:34 CET)

El Govern de Artur Mas quiere recortar un 10% los salarios de los empleados públicos, calculan los sindicatos presentes en la mesa de negociación con el Ejecutivo catalán (CCOO, UGT e IAC). La Generalitat quiere ahorrar 620 millones con medidas que afectarían a los sueldos de los trabajadores públicos catalanes.

En declaraciones a la prensa tras la cuarta reunión para tratar los recortes en el sector público para 2012, los sindicatos han propuesto cinco medidas alternativas con las que calculan que la Generalitat ahorraría más de 1.000 millones.

Propuestas para el ahorro

Estas cinco medidas son la práctica eliminación de las externalizaciones de servicios que pueden realizar los propios trabajadores públicos (ahorro de 300 millones); la supresión de las indemnizaciones por asistencia a órganos colegiados, que en algunos casos alcanzan los 1.000 euros por encuentro (16 millones); la reducción de dietas (15 millones); la incompatibilidad de los altos cargos, que en algunos casos realizan actividades privadas en su horario laboral (20 millones), y la limitación del sueldo de los altos cargos en un máximo de 5.000 euros mensuales (más de 800 millones, según UGT).

El responsable del sector Generalitat de UGT de Catalunya, Xavier Casas, ha lamentado que el Ejecutivo catalán haya respondido que estas propuestas "competen a la potestad organizativa del Govern" y no son susceptibles de ser tratadas en la mesa de negociación de los empleados públicos.

"Nosotros tenemos voluntad constructiva, hacemos propuestas, pero la Generalitat tiene una postura enrocada, y así se hace muy difícil el acuerdo", ha explicado.

La coordinadora de la Función Pública de CCOO de Catalunya, Josefina Pujol, ha insistido en que "la línea roja es no perder ni un solo puesto de trabajo", y que hasta que eso no se consiga, no se puede negociar.

"Tomadura de pelo"

El portavoz de la Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC), Luis Blanco, ha definido la cuarta reunión entre Generalitat y sindicatos del sector público con una "sensación de pérdida de tiempo y tomadura de pelo".

De momento, la Generalitat se ha mostrado dispuesta a retirar algunos recortes, con un ejemplo de educación, congelando el pago de los estadios (sexenios) de los docentes de 2012 --para empezar a pagarlos en 2013, lo que supone un ahorro de unos 15 millones--, en vez de reducir su importe un 5% de forma indefinida o eliminar todos los pagos de este concepto en 2012 --lo que se traduce entre 1.400 y 8.200 euros brutos anuales por docente con derecho a este pago--.

La próxima reunión de la mesa negociadora será el martes, la jornada previa a la concentración convocada por los sindicatos de forma unitaria en Barcelona para protestar contra los recortes de 2012, y a la que pueden seguir más si no hay avances en los contactos con el Govern, según los sindicatos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad