Manel Serra, un gestor respetado, nuevo timonel de Caixa Girona

30 de junio de 2009 (14:29 CET)

La asamblea de Caixa Girona elegirá el 30 de junio al economista Manel Serra, ex concejal del PSC por Girona, como nuevo presidente de la entidad en sustitución de Arcadi Calzada.

  El nombramiento de Manel Serra, de 57 años, ha causado una cierta unanimidad en el mundo económico y político de Girona. Se trata de un economista de larga trayectoria que inició su actividad pública en el ayuntamiento de Girona, en los primeros consistorios democráticos, y que luego ha gestionado el consorcio de la Consta Brava. A pesar de sus inicios vinculados al mundo político, Serra se ha mantenido en el cargo del consorcio durante todos estos años aunque ha habido cambios de color en la institución provincial, la Diputación, de la depende el ente económico costabravense.

Fuentes periodísticas de Girona consideran a Serra como una persona de talante dialogante, buen gestor y brillante. Aunque ha tenido algún protagonismo en la política local de la capital del Gironès, tiene fama de suscitar consensos entre gente de diversas sensibilidades.

Las fuentes consultadas creen que en su nombramiento no ha tenido un papel determinante que esté o no a favor de realizar fusiones de cajas de ahorros. “Aunque si se ha de entender con alguien, seguramente lo hará bien con el actual presidente de Caixa Catalunya, el otro Serra” aseguran.

El empresario Pere Cornellà, miembro del consejo de la caja en representación de los impositores y delfín de Calzada, asumirá el cargo de vicepresidente primero. También figuraba en las quinielas a la presidencia de Caixa Girona el ex alcalde socialista de Olot Lluís Sacrest, pero su candidatura finalmente cayó.
      El relevo en la entidad es fruto de un acuerdo entre PSC y ERC. Ambos gobiernan en la Diputación de Girona, entidad fundadora y que tiene el 25% de la caja. ERC preside la Diputación, mientras que el PSC controlará la caja. Arcadi Calzada, presidente saliente --elegido por CiU cuando gobernaba en la Diputación-- ha agotado su mandato, tras estar al frente de Caixa Girona desde 1996.

   Por su parte, Cornellà era el empresario propuesto por el presidente saliente y será el representante de los impositores que ha llegado más lejos en los órganos directivos de una caja catalana.

   Caixa Girona fue fundada el 20 de septiembre de 1940 por la Diputación de Girona, y sus estatutos recogen que la entidad fundadora tiene la autoridad de proponer el nombre de la persona de consenso, aunque el presidente no tiene por qué salir de la Diputación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad