Cataluña lastrará tres décimas el PIB en 2018, según el Gobierno. El ministro de Economía, Luis de Guindos, en el marco de la Asamblea Anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), en Washington (EE.UU.). EFE/Lenin Nolly

Cataluña lastrará tres décimas el PIB en 2018, según el Gobierno

stop

La crisis catalana, entre otros factores, recorta la previsión de crecimiento del PIB para 2018 enviada por el Gobierno español a Bruselas

Economía Digital

Cataluña lastrará tres décimas el PIB en 2018, según el Gobierno. El ministro de Economía, Luis de Guindos, en el marco de la Asamblea Anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), en Washington (EE.UU.). EFE/Lenin Nolly

Barcelona, 17 de octubre de 2017 (09:05 CET)

La crisis catalana dejó hace tiempo de ser sólo política. El Gobierno lo sabe y esgrime esta incertidumbre como uno de los factores que lastrarán el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en 2018. El Ejecutivo prevé ahora un alza del 2,3%, tres décimas menos que en la anterior estimación, del 2,3%. Además de la situación en Cataluña, la moderación del ciclo económico y la ausencia de Presupuestos Generales del Estado -ligada al conflicto del momento-, también explican esta ralentización.

Este es el escenario que refleja el plan presupuestario para 2018 que España ha enviado a Bruselas. En él no se tienen en cuenta, claro está, cambios en las políticas públicas ni en la estrategia económica del Ejecutivo, ante la falta de acuerdo, al menos por el momento, para sacar adelante las cuentas del próximo año en el Congreso de los Diputados. Se trata de un escenario prudente, insiste el informe.

El plan presupuestario enviado a Bruselas presenta novedades con respecto a la estrategia fiscal comunicada en abril de este año en el Programa de Estabilidad, recuerda el Gobierno. De acuerdo con los últimos datos de recaudación y de ejecución presupuestaria disponibles, España tiene garantizado el cumplimiento, si cabe con menor riesgo, del objetivo de déficit público de 2017, fijado en el 3,1% ciento del PIB.

No obstante, la proyección bajo la hipótesis de "política constante", junto con la ralentización del crecimiento económico real previsto para 2018, sitúa la estimación del déficit para 2018 en el 2,3%, señala el texto. 

A pesar de la tensión, España garantiza que cumplirá con el objetivo de déficit este año (3,1% del PIB)

Por su parte, la aportación de la demanda externa neta al crecimiento se mantiene elevada, con 0,5 puntos porcentuales, agrega. Mientras que el consumo privado mantendrá en 2018 un sólido ritmo de crecimiento, del 1,8%, en un contexto de favorables condiciones de financiación y perspectivas económicas y de creación de empleo, según el Gobierno.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad