Rosell admite que no hay recetas contra el paro

26 de enero de 2010 (19:16 CET)

La lucha contra el paro en España parece que ya no tiene una solución única y concreta, una receta clara  como las que tan vehementemente ha defendido la CEOE, al menos si se tienen en cuenta las propuestas del presidente de Foment del Treball. Joan Rosell ha afirmado este martes que, en el mercado laboral, se podría llegar a aplicar una medida de choque para impedir que el número de desempleados siga subiendo.

“Hagamos pruebas, experimentemos, hagamos contratos para jóvenes, para mayores de 45 años, para personas que proceden del paro", pero hagamos algo, no estar sin hacer nada como ahora", ha dicho Rosell en la presentación del libro ¿Y después de la crisis, qué?” escrito por Joan Rosell y Joaquín Trigo, director ejecutivo de la entidad, y publicado por Deusto.

La obra no trata tanto de responder qué pasará en el futuro (para esto ya existen los videntes) sino que propone medidas que se deberían tomar en nuestro país para atenuar las consecuencias de la crisis.

Además de esta medida, el libro propone las recetas tradicionales defendidas por la entidad, como aligerar la administración y la reducción del gasto público. .

No obstante, Rosell no ha concretado si estas pruebas laborales tendrían que estar reguladas y previamente publicadas por las diversas administraciones. Si así fuera, el presidente de Foment vería que uno de los problemas actuales de nuestro país que él denuncia con más énfasis (las 689.000 páginas que llenaron las autonomías con sus respectivos boletines oficiales y las 1,1 millones que imprimió el BOE en 2008) se haría todavía más grande.

Pero, como dicen, a grandes males, grandes remedios, y puede que el mercado laboral necesite ahora que los boletines oficiales y el BOE sean aún un poco más gruesos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad