Spanair podría eliminar otros 800 empleos

Sin título

17 de julio de 2009 (08:23 CET)

Spanair podría estar preparando un nuevo ERE. La compañía pretendería reducir la flota actual y dejar en tierra unos 15 aviones, lo que equivaldría a recortar la plantilla en unas 800 personas, entre pilotos, tripulación de cabina y técnicos de mantenimiento (TMA), a través de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que la compañía podría presentar dentro de dos semanas, según informó el Comité de Empresa a Europa Press. 

Pese a que la compañía ni ha confirmado ni desmentido este punto, la presidenta del Comité, Eva Marín, ha manifestado que la compañía ya ha informado en comunicados internos de su intención de reducir la flota en más de una decena de aviones, lo que supondría eliminar cientos de puestos de trabajo. "Todo apunta a que será dentro de una o dos semanas cuando podrían presentar el ERE", ha asegurado Marín, pese al silencio mantenido por Spanair a este respecto. 

La plantilla de Spanair ya se vio afectada por un ERE aprobado por el Ministerio de Trabajo en diciembre de 2008 y que supuso la extinción de 436 contratos laborales, frente a los 1.193 empleados que preveía inicialmente la compañía. De éstos, 51 correspondían a pilotos, 74 a tripulantes de cabina, 34 técnicos de mantenimiento, 83 trabajadores del personal de rampa (maletas) y a 195 empleados de servicios generales (venta al público). De forma paulatina y desde finales del año pasado, Spanair ha ido llevando a cabo los despidos. 

Expediente de Movilidad Geográfica
Mientras tanto, Spanair sigue inmersa en la negociación de los traslados de 480 trabajadores de los Servicios Generales de Palma para incorporarlos a las oficinas en Barcelona, donde se ubica la nueva sede de la compañía. Este proceso se está llevando a cabo a través de un Expediente de Movilidad Geográfica que los empleados afectados se niegan a aceptar dado que consideran que se trata de un ERE encubierto cuyo fin es el recorte masivo de la plantilla. 

La próxima semana finaliza el plazo de 15 días para que la compañía y el comité de empresa negocien las condiciones de los traslados. El Comité solicitará prolongar seis meses este plazo con el objetivo de poder tener cierto margen de maniobra. 

La postura del comité de empresa sobre este expediente es que Spanair quiere "sacarse de encima los Servicios Generales sin coste económico alguno", para a continuación, y mediante un ERE, proceder a reducir de forma drástica la plantilla del resto de colectivos (pilotos, personal de cabina, mecánicos) a fin de poder hacer frente a las dificultades económicas que atraviesa la compañía. 

Las aerolíneas pedirán una nueva prórroga a la Seguridad Social
Y los problemas no son exclusivos de Spanair. El sector de las aerolíneas se enfrenta al vencimiento este próximo 1 de agosto del aplazamiento de los pagos a la Seguridad Social que les fue concedido por la Tesorería General ante su delicada situación financiera.

Las dos grandes patronales del sector -Aceta y Aeca- se reunirán el próximo septiembre en una mesa negociadora con la Tesorería de la Seguridad Social con el objetivo de prorrogar la moratoria -que les ha permitido retrasar hasta el momento nueve pagos-, ya que el fin de ésta les obliga ahora a pagar cada mes dos cuotas a la Seguridad Social, la correspondiente al mes y la que adeudaban.

Esta prórroga, junto con la concesión de una línea de crédito blando de 600 millones de euros que el sector ha solicitado al ICO a través de Aeca, supondría un balón de oxígeno para un sector que se ve contra las cuerdas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad