Tras Spanair, dinero para poco más

31 de marzo de 2010 (10:54 CET)

Una vez realizadas unas inversiones de 18 millones de euros el pasado año, la sociedad de capital riesgo Catalana d'Iniciatives afronta el nuevo ejercicio con la idea de centrarse en la gestión de su cartera de participadas y de no realizar nuevas operaciones, excepto si aparecen oportunidades en el mercado. Los fondos, al parecer, se han acabado.

A diferencia de lo ocurrido históricamente, Catalana no tiene un presupuesto de inversiones para este año. La parte más importante de los fondos que tenía para estos menesteres ha ido a operaciones como la de Spanair.

Gobierno catalán tendrá una presencia directa en el accionariado de la aerolínea Spanair cercana al 6,5% cuando la compañía culmine la ampliación de capital anunciada para este año y lo eleve a un total de 150 millones de euros. Sin embargo, la sombra directa de la Generalitat sobre el accionariado puede elevarse al 19,9%, si Ferran Soriano, presidente de Spanair, no logra sumar a nuevos empresarios privados al proyecto en los próximos meses. El Instituto Catalán de Finanzas (ICF) se ha comprometido a dar un paso al frente con una eventual "participación temporal".


Efectivamente, el grueso de las operaciones de 2009 se concentró en Spanair, que absorbió 12 millones de euros. Catalana tiene el 25,5% de Ieasa, sociedad creada por empresas e instituciones catalanas para comprar el 80,1% de la aerolínea, informa el diario Expansión.
Spanair será, en cualquier caso, privada, pero el Gobierno catalán puede acabar siendo uno de los principales accionistas de la aerolínea, si no el primero. La compañía -que confía en ganar atractivo con la cura de adelgazamiento que ha reducido sus abultados números rojos y su tamaño en aviones, plantilla y costes-, enfatizó que, al menos por ahora, no está previsto que en su consejo de administración se siente ningún político, sino independientes.

Esta presencia del Gobierno autónomo funciona al margen de la presencia pública indirecta existente en el seno de la sociedad IEASA, un amalgama de entidades e instituciones poseedora del 80,1% de Spanair (el otro 19,9% sigue en manos del grupo escandinava SAS). Junto con el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat controla el 36,6% de la firma de capital riesgo Catalana d'Iniciatives, por ejemplo, que tiene el 25,6% de IEASA. La presencia pública también se conjuga con la privada en otras instituciones presentes, como Fira de Barcelona y Turisme de Barcelona.

La compañía inversora participada por la Generalitat –a través de ICF Holding–, el Ayuntamiento de Barcelona –por medio de B:SM– y un grupo de socios privados se mantiene ahora a la espera hasta que se reactive la economía española, se superen las restricciones crediticias y, en definitiva, vuelva la alegría al sector del capital riesgo. Será entonces cuando se retome, en principio, el proyecto de lanzamiento de un fondo dotado con un mínimo de cien millones de euros para comprar participaciones en empresas.

Cuentas de Catalana


El consejo de administración de Catalana d’Iniciatives aprobó el pasado martes las cuentas de 2009, con unas pérdidas de 2,3 millones de euros, inferiores en un 59% a las de 2008. La sociedad de capital riesgo (SCR), que tiene como vicepresidente ejecutivo a Rafael Suñol, atribuye los números rojos a las escasas desinversiones y, en menor medida, a las provisiones realizadas en la cartera de participadas.
Estas dotaciones ascendieron a 12,34 millones de euros, lo que equivale al 14,5% del valor de la cartera de la SCR. De acuerdo con la normativa contable, las provisiones por participaciones accionariales en empresas se reflejan en el balance de la compañía. Si se trata de préstamos participativos, se contabilizan en la cuenta de resultados. Las dotaciones correspondieron a tres empresas, entre las que no se encuentra Spanair.

Catalana vendió el pasado año el 45% de Cines El Punt, firma de multicines con sede en Cerdanyola (Vallès Occidental). La desinversión –la única de 2009– generó unas plusvalías de 200.000 euros.

Catalana tiene ahora diez participadas, tras vender el pasado año el 45% de Cines El Punt
La gestión de la cartera se ha convertido en el objetivo prioritario de la sociedad, presente en la actualidad en diez empresas. La pretensión de los gestores es que no se produzca una depreciación del valor de las empresas participadas y poderlas vender, en su momento, a buen precio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad