A Ana Botín le gusta el rosa

03 de febrero de 2015 (18:22 CET)

El color favorito de la presidenta del Santander, Ana Botín, es el rosa. Así lo ha contado este martes. Ello es compatible, asegura, con que crea que "el rojo es el tono más apropiado para el banco".

De hecho, quiere que se cumpla a rajatabla con la imagen corporativa pero sin obsesiones. "No voy a vestir siempre de rojo [su padre instauró la costumbre de llevar en cada acto público una corbata o un pañuelo a juego con el logotipo] pero la marca es un asunto muy serio".

Retoques identitarios

Los cambios que ha introducido Botín desde que fuera nombrada primera ejecutiva del Santander han sido de calado. Quizá por esta razón, la rumorología era cada vez más intensa acerca de la revisión de los emblemas identitarios.

El asunto se ha despachado con ligeros retoques. Coincidiendo con la publicación de los datos relativos al resultado del ejercicio 2014, el banco ha estrenado nuevos formatos en sus canales de comunicación.

"Un lío"

Ha adoptado una nueva tipografía en sus informes dirigidos a los inversores y en las notas de prensa. Se han suavizado los rojos. Esa misma línea se ha extendido a la escenografía de la sala en la que Botín ha comparecido ante los informadores.

Volviendo al rosa, Ana Botín ha explicado que cuando deslizó, en petit comité y "en un país de Latinoamérica", que su color es el "rosa", aparecieron informaciones en la prensa local que apuntaban a que el Santander adoptaría esa gama como tonalidad oficial. "Tuvimos un pequeño lío".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad