Barcelona se viste de Prada

stop

La firma de lujo milanesa inaugura su buque insignia en el Paseo de Gracia

09 de noviembre de 2013 (11:14 CET)

Por fin, tras una larga búsqueda y algo más de un año de obras, Prada ha abierto sus puertas en el número 88 del Paseo de Gracia. Es un local espectacular que con sus 1.600 metros cuadrados, además de demostrar el poderío de esta firma italiana, completa la oferta en moda y diseño de nuestro Paseo de Gracia.

 

"Las calles de lujo han de tener ciertas marcas indispensables, Hermés, Vuiton…Prada es la que nos faltaba”, confesó Luís Sans. El propietario de Santa Eulalia no quiso perderse la inauguración, una de las más esperadas de este otoño, a la que acudieron más de 400 invitados.

Ni rastro de crisis en el cóctel/fiesta amenizado con música Dj y cátering de Carlos Abellán, una estrella Michelín, que obsequió con sus sugerentes especialidades gastronómicas a todos los asistentes. Personalidades del mundo de la política como Xavier Trias, Alberto Fernández Díaz, Felip Puig, Miquel Valls y Alicia Sánchez Camacho. Diseñadores como Rosa Tous, Lidia Delgado o Iñaki y Aitor Muñoz (Alianto) y una discreta representación de empresarios: Susana Gallardo, Josep Creuheres, Alfonso Rodés, Jordi Rabat, Alberto Carreras y Manuel Puig entre otros. Pero las auténticas protagonistas de la fiesta fueron las top models Marta Español, Clara y Eli Mas y Godeliv Van der Brand, que vestidas de Prada pusieron el toque de glamour al evento. Un indispensable brillo fashion del que se encargaron también los actores Quim Gutiérrez, Clara Lago, Martín Rivas, Marc Clotet y Bibiana Fernández, la nadadora Ona Carbonell, la presentadora de televisión Alejandra Prat, la pianista Judith Jáuregui, y la periodista Ana García Siñeriz. Todos con depurado estilismo Prada.


El establecimiento, diseñado por el arquitecto Roberto Baciocchi, es el mayor de todos cuantos hasta el momento se han afincado en el Paseo de Gracia y uno de los más grandes que Prada tiene en Europa. La firma, liderada por Miuccia Prada y su marido, Patrizio Bertelli, dispone de 238 tiendas repartidas por todo el mundo, 45 de ellas en el continente europeo, lo que conlleva un staff de 10.000 personas. 

La apertura de Barcelona se enmarca dentro del plan de Prada de extender una red de establecimientos propios y reducir su presencia en puntos de venta multimarca, por lo que ha rescindido su colaboración con Jofre, aunque sigue manteniendo el corner en El Corte Inglés de Diagonal, sólo con sus bolsos.

Gracias a esta red de tiendas propias, el grupo Prada, que posee además las marcas Miu-Miu, Car Shoe y Church´s, acaba de cerrar el año con un crecimiento del 29%, superando los 3.000 millones de ganacias.

La firma italiana, que cuenta con dos tiendas en Madrid, fue la primera en pujar por el gran local del número 36 del Paseo, junto al Hotel Mandarin. Se lo arrebató Isak Andic y actualmente lo ocupa Mango. Finalmente Prada logró hacerse con el local deseado en el nº 88 del Paseo de Gracia, la milla de oro de la capital catalana, donde los alquileres no bajan de los 200 euros el metro cuadrado.



Resultado de la unión de dos locales contiguos, el nuevo flagship store cuenta con 1.600 m2 convertidos en un auténtico paraíso para adictos a la marca: sus exclusivas colecciones de prêt- à- porter para hombre y mujer, sus infinitos stilettos, sus sofisticadas gafas y accesorios de piel y sus icónicos bolsos joya por los que suspiran las mujeres de todo el planeta. Por cierto, el día antes de la inauguración oficial, la tienda estaba llena y no solo de turistas, porque varias clientas locales como Mo Samarach sucumbían ya a sus encantos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad