Botella se atreve otra vez con el inglés

stop

La alcaldesa de Madrid mejora su pronunciación en el acto de bienvenida de Norwegian

11 de noviembre de 2013 (19:04 CET)

El inglés que mostró al mundo Ana Botella en la presentación de la candidatura olímpica de Madrid el pasado septiembre no ocasionó ningún complejo a la alcaldesa de Madrid.

Botella se atrevió de nuevo con la lengua de Shakespeare, en público y ante las cámaras de televisión. En la presentación de la línea aérea Norwegian, este lunes en el Teatro Real de Madrid, la alcaldesa se dirigió al fundador y consejero delegado de la línea aérea Bjorn Kjos, que no habla español. “Good morning Mister Kjos: welcome to Madrid”, comenzó con una pronunciación más cuidada que la que usó en Buenos Aires.

Botella se esforzó por atenuar su marcado acento castizo al pronunciar el nombre de la línea aérea: Norgüiyan. No lo hizo mal. Hubo aplausos, no se sabe si por su discurso o por sus progresos en pronunciación.

Al finalizar el acto, la alcaldesa se tomó una foto con el Palacio Real de fondo con el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, la directora del aeropuerto de Barajas, Elena Mayoral, el consejero delegado de la empresa, Bjorn Kjos, y el embajador de Noruega en España, Johan Vibe.

Al final de la sesión, se quedó atrás para compartir con el embajador que, a diferencia del consejero delegado de Norweigian, sí habla español. Conversaron sobre asuntos banales: “Yo recuerdo haber ido a Helsinki desde Madrid directo sin escalas”, dijo la alcaldesa. No especificó si se trataba de algún avión comercial de bajo coste como los de Norwegian o de un vuelo presidencial en su época de primera dama.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad