El Caldero, el local 'business' del barrio de Las Letras

stop

Calle Huertas, 15 Madrid91 429 50 44www.elcaldero.com

Entrada del restaurante El Caldero, en Madrid

16 de enero de 2015 (12:54 CET)

Si buscas una mesa de negocios en el barrio de Las Letras de Madrid, El Caldero es una de las apuestas seguras. Inaugurado hace más de 40 años, este restaurante está especializado en cocina tradicional murciana, sobre todo arroces y pescados de temporada que traen directamente del puerto de Cabo De Palos.

El ambiente es agradable y relajado, el trato cercano, y los grandes ventanales a la calle Huertas permiten la entrada de la luz natural, manteniendo al mismo tiempo, la intimidad requerida por políticos, actores (muchos residen o pasan a menudo por el barrio), futbolistas, empresarios y músicos nacionales e internacionales.

Sólo por citar algunos, Ricardo Darín, Sigourney Weaver, Enrique Bunbury y Joaquín Sabina son algunas de las caras famosas que se han sentado y suelen sentarse a la mesa de El Caldero.

El comedor principal de El Caldero

"Lo más importante no es que vienen, es que vuelven", precisa Sergio Valero, hijo del fundador. "Suelen visitarnos también empresarios y viticultores de Murcia o la gente del mundo de los negocios que se aloja en los hoteles del centro, en ocasiones de ferias y congresos", continúa Sergio.

En su carta encontramos queso de Murcia, el picadillo de morcilla con piñones, el surtido de embutidos murcianos, así como recetas tan típicas de la región como el bacalao al ajo colorao, la ensalada murciana y cómo no, el arroz al caldero, una especialidad de la zona de la Manga del Mar Menor.

Tradición culinaria murciana


La familia Valero es originaria de esa región y a través de su local madrileño quiere mantener viva esa tradición, "sin perder la capacidad de adaptación a una cocina moderna y funcional".
El caldo de ese arroz se elabora con los pescados, pero luego el plato se sirve acompañado de gambas peladas, no con trozos de pescado.

 El plato estrella de la casaEl arroz caldero en realidad es un plato humilde. Según nos cuentan, su origen reside en las sobras del "ranchico" del pescador, que no había vendido todo su género. Montaba un pequeño trípode sobre un buen fuego, ya que en la playa o las rocas era un sistema seguro de fijar "el caldero", y bajo este trípode colgaba un recipiente metálico (el caldero) donde cocinaba su comida. El plato solía llevar pescado, ajos, tomates, las ñoras (variedad de pimiento de pequeño tamaño secado al sol) y por supuesto arroz.

Vinos de Jumilla


Para maridar tu banquete, te sugerimos pedir el primer vino creado y embotellado por El Caldero, con el apoyo de Bodegas Casa Castillo, de la D.O. Jumilla. Te sorprenderá gratamente. En su etiqueta aparecen las dos iniciales de Antonio Valero, en honor al fundador de la casa.

El ticket medio de El Caldero es de unos 35 euros. Los propietarios aseguran que han conseguido mantener esa media –razonable—gracias a que prescinden de los intermediarios, en la medida de lo posible.

El 90% de los productos (pescados de la costa, aceites, frutas y verduras de la huerta murciana) es adquirido directamente del asentador en Murcia. La que empezó como una medida para abaratar costes durante la crisis, es ahora una buena costumbre para ofrecer calidad sin que pese en la factura final. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad