Rajoy no se mueve ni un milímetro: "haré cumplir la ley"

stop

La resaca electoral

Mariano Rajoy, líder del PP y presidente español. EFE

en Barcelona, 28 de septiembre de 2015 (14:08 CET)

Mariano Rajoy no se mueve ni un milímetro de la posición que ha marcado durante toda la campaña catalana. El presidente español ha comparecido este lunes ante los medios para valorar el resultado de las elecciones. Ha reseñado que la opción no independentista ha logrado más votos que la secesionistas y ha invitado a Artur Mas y a los suyos a "volver a la senda de la convivencia y del respeto a las leyes".

Tras recordar que el Gobierno central ha ayudado a Cataluña económicamente durante la crisis por "lealtad institucional", Rajoy se ha mostrado muy dispuesto a dialogar, pero ha puesto límites a cualquier negociación. El presidente español no hablará con el futuro presidente de la Generalitat "ni de la unidad de España ni de la soberanía nacional ni de la solidaridad".

Unas elecciones que cambiarán las cosas

El líder del PP se mantiene así en sus trece. No hará ninguna oferta sustancial al soberanismo y recurrirá a los tribunales, como ha hecho hasta ahora, si desde la Generalitat se opta por la vía de incumplir las leyes. Pero toda esta estrategia tiene los días contados. Las elecciones generales se celebrarán antes de fin de año.

De esos comicios saldrá un nuevo gobierno español, que puede ser o no del PP, pero que muy posiblemente cambiará de orientación y buscará una nueva forma de relación con Cataluña para tratar de frenar el crecimiento del independentismo. Una fórmula que podría pasar por abrir el melón de la reforma constitucional.     

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad