Rivera insiste en que Mas no tiene otra salida que irse

stop

LA CUP TAMBIÉN LO VE PRESCINDIBLE

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera

desde Madrid, 28 de septiembre de 2015 (11:38 CET)

La política es lo que tiene, que al final puede hacer que, aun estando tan alejados, dos formaciones, como Ciudadanos y la CUP, parecen estar de acuerdo en una cosa, que Artur Mas, presidente en funciones de la Generalitat de Cataluña, debe apartarse tras los resultados obtenidos el 27S.

Desde Ciudadanos, con el respaldo de los 732.000 votos obtenidos y 25 escaños, sus responsables, con su presidente, Albert Rivera a la cabeza, es el mensaje que están lanzando desde anoche. "Lo primero es conseguir que Mas dimita", ha comentado. Y atisba de las dificultades que van a existir entre Junts pel Sí y el grupo radical de la CUP para formar gobierno, lo que podría llevar a un nuevo proceso electoral.

La CUP ve más allá de Mas

Sobre la salida de Mas, no están siendo tan explícitos desde la CUP, convertidos en fuerza imprescindible para que Junts pel Sí prosiga con su apuesta soberanista, y cuyo apoyo será decisivo para nombrar al nuevo presidente de la Generalitat.

Y el mensaje que hoy ratificarán irá en la línea del ya adelantado en plena euforia de la noche electoral. Que "el proyecto independentista tira adelante. Se constata que todos somos necesarios pero nadie es imprescindible. Mas no es imprescindible", proclamaba la número dos de la lista, Anna Gabriel.

Mientras que el cabeza de lista de la formación de izquierda radical, Antonio Baños, también dejaba caer por dónde quieren transitar a la hora de forzar a Mas. "La ciudadanía catalana desobedecerá las leyes españolas que vayan en contra de la gente y la soberanía. Mañana sólo nos mandamos nosotros", apunta desafiante.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad