Anticorrupción reclama a Hacienda que cubra de una vez todas las vacantes en el equipo de apoyo a la Fiscalía

stop

Divorcio entre dos organismos claves contra el fraude

El director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez

en Madrid, 22 de abril de 2015 (21:50 CET)

En estos momentos, hay cinco plazas de inspectores de la Agencia Tributaria adscritos a la Fiscalía Especial contra la Delincuencia Económica y la Corrupción. Una cifra "manifiestamente insuficiente" según fuentes de la Fiscalía General del Estado consultadas por Economía Digital.

La cúpula de Anticorrupción reclama, desde hace mucho tiempo, un incremento en la plantilla que Hacienda destina al apoyo a estos fiscales que, hoy por hoy, y como queda así reflejado en distintas memorias del Ministerio Público, soportan un volumen y una complejidad de investigaciones, en muchos casos, inabarcable.

Vacantes sin cubrir

La Agencia Tributaria no ha hecho caso a las demandas de la Fiscalía. Y no sólo eso: desde el mes de mayo, no ha cubierto una de las cinco plazas adjudicadas en el convenio de cooperación. En el último año, no sólo no ha aumentado la plantilla del equipo de apoyo, sino que se ha reducido mientras que el volumen de casos registrados en Anticorrupción se ha multiplicado. 

Fuentes de Fiscalía critican y se quejan de lo que denominan como "flagrante falta de colaboración de la Agencia Tributaria" en algunas de las investigaciones más relevantes que se siguen hoy en día en el país. Esta crítica se reproduce, nuevamente, cuando sólo han trascurrido tres días desde que Anticorrupción se hiciera cargo de la investigación del caso Rodrigo Rato.

Santiago 'Tremendez', en el punto de mira

Todas las miradas se dirigen hacia Santiago Menéndez, director de la Agencia Tributaria (AEAT), quién conoce de primera mano la situación de colapso por la que atraviesa la Fiscalía y que, desde hace doce meses, no ha subsanado los déficits de personal de apoyo para Anticorrupción.

Tal y como ha escrito Eladio del Prado en un artículo publicado en Economía Digital bajo el título de Los Menéndez, pende la sospecha sobre el director de la AEAT (apodado, en los corrillos económicos y judiciales de Madrid como Treméndez) de haber filtrado a la prensa la investigación de este organismo sobre el ex ministro Rodrigo Rato. Podría tratarse de una especie de cortina de humo para desviar la atención de la opinión pública o para aparentar trasparecía y proactividad del gobierno en su lucha contra el fraude. 

Críticas, también para la ONIF

Las críticas al director general no son las mismas que recibe la jefa de la Oficina Nacional de Investigaciones del fraude (ONIF), Margarita García Valdecasas. Esta mujer, hermana de la malograda ministra de Administraciones Públicas y ex delegada del Gobierno en Cataluña, Julia García Valdecasas, mantiene los pocos lazos "cordiales" que aún subsisten entre Hacienda y la Fiscalía Anticorrupción.

Sin embargo, desde la Audiencia Nacional no se la tiene en igual concepto. Su papel independiente al frente de la UNIF ha sido puesto en entredicho el pasado 9 de marzo por el magistrado titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, cuando la sombra de una posible imputación por desobediencia planeaba sobre ella.

La jefa de la UNIF fue apercibida por su falta de diligencia en la tramitación de algún informe del caso Barcenas. En concreto, el 25 de febrero, Ruz le pidió a García Valdecasas que calculara la cuota defraudada por los donativos irregulares al PP durante el año 2008. La jefa antifraude de Hacienda respondió que los ingresos en negro de esa formación política no están sujetos a tributación de acuerdo con la Ley de Financiación de partidos políticos. Por lo tanto, se negaba a colaborar con la justicia.

Tras el apercibimiento, el informe, finalmente, se cumplió.

Valdecasas, amiga de Mas

García Valdecasas llegó a la UNIF de la Agencia Tributaria después de haber pasado, años antes, por la Subdirección General del Tesoro del Departamento de Economía y Finanzas de la Generalitat de Cataluña.

García Valdecasas, cuyos inspectores han elaborado determinantes informes en sumarios seguidos en Cataluña como el caso Palau, mantiene una conocida y muy estrecha relación de amistad con el presidente de la Generalitat, Artur Mas. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad