Javier Faus, presidente del Círculo de Economía. /CE

El Círculo de Economía pide “realismo” al próximo gobierno catalán

stop

El Círculo de Economía apela a la creación de una agencia independiente que evalue los proyectos financiados con fondos europeos

Barcelona, 23 de julio de 2020 (16:25 CET)

El Círculo de Economía que preside Javier Faus apuesta por la cooperación, la política en mayúsculas para salir de la crisis que ha provocado la pandemia de coronavirus. Al gobierno de la Generalitat que salga de las próximas elecciones catalanas le pide que abandone las luchas internas y que ponga en marcha una política “una política económica dialogante, realista y previsible”.

También lanza propuestas para que España no derroche los recursos estructurales que llegarán de Europa. En este sentido, propone la creación de una agencia independiente para evaluar los proyectos en los que se invertirán los fondos europeos.

Esta agencia sería la encargada de velar por que los proyectos financiados contribuyan aumentar la productividad economía española y para que la distribución de los recursos siga “las mejores prácticas internacionales”.

En una de sus tradicionales notas de opinión, de gran calado político y económico, este influyente lobby empresarial advierte de la necesidad de aprovechar este tren europeo para salir definitivamente de la crisis.

El documento recalca que, en estos momentos, se impone la colaboración porque nadie tiene la capacidad de resolver los problemas por el mismo. “Es urgente desarrollar una lógica de cooperación basada en el entendimiento, el respeto y la generosidad”, insiste. Y, precisamente, la política debe ser el instrumento para “reactivar la actividad económica y encontrar los vectores de crecimiento que nos permitan recuperar la prosperidad perdida.

El Círculo de Economía muestra su preocupación por la economía española al indicar que todo apunta a que la crisis económica será más severa que en muchos países desarrollados. Ante este escenario, indican que “estamos obligados a llevar a cabo una respuesta de política económica rápida, contundente, efectiva y transformadora”.

Confían en Europa y en los fondos de reestructuración. “Desde el Círculo de Economía creemos que es bueno que los fondos europeos vayan acompañados de mecanismos que incentiven la implementación de las reformas estructurales que España necesita desde hace mucho tiempo”. Precisan que esto no es ceder soberanía, sino “favorecer la co-gobernanza a diferentes niveles para ser más eficientes”.

Recuerdan que economía española no se encuentra en la mejor posición para poder hacer frente a la crisis. En parte, porque la deuda pública es muy elevada y, por tanto, la capacidad de reacción es limitada. Por este motivo, insisten en que el “escaso margen de maniobra del que disponemos” exige utilizar los recursos disponibles con la máxima eficacia. Por eso apelan a la creación de una agencia independiente de evaluación de los proyectos.

El Círculo de Economía recupera algunas de las recetas que recomendó en el pasado, aunque sin ningún éxito. Siempre ha advertido contra los peligros de la centralización. En este sentido, indican que “España no se puede permitir acentuar la deriva centralizadora que sufre desde hace décadas”. Esta tendencia, “lejos de corregirse, se ha acentuado en los últimos años, incluyendo una visión radial de las infraestructuras y diferentes tratos fiscales dentro del territorio español”, precisa la nota.

Descentralización económica

También advierten que la transformación económica no debe pasar por una mayor concentración territorial y corporativa. “Pasa por una economía más diversificada, descentralizada, basada en ecosistemas o clústers creados desde el aumento de las conexiones, la mejora de la colaboración y la intensificación de la cooperación”.

Animan  a que España aproveche “esta oportunidad, quizás la última, para levantar la productividad y distribuir sus beneficios. No basta con la descentralización administrativa. Se debe descentralizar también de manera real la actividad económica de alto valor añadido”.

El Círculo de Economía no ahorra en críticas hacia el gobierno catalán.  Advierte que “durante los últimos años Cataluña ha perdido tiempo y ambición. Entre el 2000 y el 2018, el crecimiento de la renta per cápita ha sido claramente inferior al de Madrid, y también inferior al del conjunto de España. A nivel europeo, la competitividad de Cataluña también ha retrocedido, y mucho. Según el índice de competitividad regional elaborado por la Comisión Europea ha perdido casi 60 posiciones desde 2010, y ahora está muy alejada de la Comunidad de Madrid.

Por este motivo, exigen una reacción a los gobiernos, especialmente al catalán. “La reconstrucción económica y social exige colaborar y cooperar. Colaborar con los gobiernos, especialmente el español, y cooperar con las empresas. Tanto el aislamiento como el centralismo alimentan un marco mental que no sirve para los retos del presente”.

Insisten en que “A este tren todavía podemos subir”. Apelan al gobierno de la Generalitat que surja de las próximas elecciones catalanas a priorizar la recuperación social y económica. “La Generalitat debe abandonar las luchas internas y poner en marcha una política económica dialogante, realista y previsible”. En anteriores ocasiones, desde el Círculo de Economía se han lanzado advertencias contra la deriva del gobierno catalán por su tendencia a la desobediencia.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad