Colau contrata 'a dedo' a empresas afines a sus concejales

stop

El PP denuncia que la alcaldesa de Barcelona ha fraccionado varios contratos para evitar sacar a concurso públicos las tareas de dinamización de la participación

Ángeles Esteller y Ada Colau.

en Barcelona, 24 de noviembre de 2015 (23:00 CET)

Nueva política. Hábitos viejos. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha recurrido al antiguo truco de fraccionar los contratos para evitar el pertinente concurso público, según denuncia la concejal del PP en el Consistorio barcelonés Ángeles Esteller.

El Gobierno municipal ha contratado los servicios de varias empresas para que se encarguen de dinamizar la participación ciudadana en los distritos de la ciudad. Esteller explica que esos contratos son "innecesarios", porque esa tarea deberían hacerla los propios concejales y no debería externalizarse.

Fraccionamiento de los contratos

Y añade que, en todo caso, debería sacarse a concurso desde el Ayuntamiento y de forma conjunta. Eso implicaría contar con todas las garantías legales para proceder a las adjudicaciones de los contratos, que sumarían unos 40.000 euros.

No obstante, Colau ha logrado eludir la ley de contratación recurriendo al fraccionamiento de estos contratos. Ha adjudicado uno a uno por cada distrito de tal manera que todos tienen un importe inferior a los 18.000 euros y así se pueden otorgar a dedo al tratarse de contratos menores.       

Parejas de los concejales

Con esta fórmula, la alcaldesa ha encargado estas tareas de fomento de la participación a amiguetes. Según el PP, la compañía Raons Públiques logró cinco contratos. Uno de 5.900 euros para Les Corts, otro de 2.250 euros para Sants-Montjuïc, dos más para Ciutat Vella por importe de 3.932 y 1.936 euros, respectivamente, y el último para Horta Guinardó por importe de 9.982 euros.

Así esta empresa, que se adjudicó contratos por un importe conjunto de 24.000 euros, logró eludir el correspondiente concurso público. El PP denuncia además que en Raons Públiques trabaja Gaëlle Suñer, que es la pareja de Raimundo Viejo, ex concejal de Educación. Viejo dejó su cargo en octubre para presentarse a las elecciones del 20 de diciembre.

Dinamizar la participación en el Eixample

Otra de las empresas beneficiarias del fraccionamiento de contratos de Colau es Colectiu Punt 6, que logró un contrato de 4.450 euros para dinamizar a los habitantes del Eixample. En Colectiu Punt 6 trabajaba hasta el pasado junio Zaida Muxí, pareja de Josep Maria Montaner, concejal de Vivienda, según añade el PP.

Esteller ha pedido al Gobierno municipal acceso a todos estos expedientes de contratación. Ha incluido además a la empresa Encís, que también consiguió contratos para fomentar la participación ciudadana. En total, el Ayuntamiento ha gastado 38.239 euros en estas actividades, según los populares.

Animadores y pegatinas

Además, la concejal del PP explica que estas tareas de participación rozan el ridículo, pues consisten en que unos animadores repartan números entre los ciudadanos y luego recojan sus preguntas para colgarlas en un panel con pegatinas de colores. "Tratan a la gente como si estuviera en el parvulario", resume.

Fuentes del ayuntamiento de Barcelona reconocen que se han hecho "algunos contratos" para "ayudar en la participación", pero rechazan dar más explicaciones sobre la polémica.          

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad