Díaz es investida presidenta con la mitad del Parlamento en contra

stop

GOBIERNO ANDALUZ

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y el líder de Ciudadanos, Juan Marín

en Barcelona, 11 de junio de 2015 (19:55 CET)

La investidura más larga de la historia del Parlamento andaluz ha llegado a su fin con la elección de Susana Díaz, la primera mujer presidenta electa en la historia de la comunidad. Los votos en contra de PP (31 –dos diputadas no han asistido a la sesión--), Podemos (15) e Izquierda Unida (5) no han sido suficientes frente al apoyo de Ciudadanos (9 votos a favor) y de su propio partido (47). Este nuevo pacto que nace en el sur de España marca un precedente en la semana en la que se elegirán miles de alcaldías y parlamentos autonómicos en todo el país.

Las primeras palabras de Díaz no han obviado que tres de los cinco grupos del hemiciclo han votado en contra de su candidatura. "Tiendo la mano a todos los partidos, a quien me ha votado y a quien no", ha asegurado la dirigente socialista. Tras tres votaciones en contra y dos meses y medio después de las elecciones autonómicas, el partido de Albert Rivera ha prestado su apoyo no sin antes obligar a Díaz a firmar un documento de 72 puntos en el que se incluye un decálogo anticorrupción.

Apoyo temporal

Juan Marín, el candidato de Ciudadanos, ha advertido sin embargo que el PSOE andaluz tendrá que ganarse los votos de su partido durante la legislatura y los ha condicionado a que los socialistas cumplan sus compromisos sobre políticas económicas, transparencia y Estado del bienestar. Además, Marín ha asegurado que la formación naranja apoyará las comisiones parlamentarias y comparecencias que considere necesarias, incluida una supuesta investigación sobre la adjudicación de la mina de Aznalcóllar, paralizada tras las sospechas judiciales.

La recién investida presidenta ha hecho un llamamiento a los partidos para que "dejen al margen sus intereses particulares" y se centren en los de la gente. "No se puede perder ni un día más", ha advertido en relación a los casi dos meses en los que el máximo órgano legislativo de Andalucía ha estado bloqueado desde las elecciones.

Legislatura

El PSOE, que ha gobernado la comunidad durante más de 30 años, se enfrenta a la legislatura más difícil desde los años de la pinza (1994-1996), cuando la alianza entre el PP e IU acabó forzando la convocatoria de elecciones anticipadas. Un contexto en el que cobran sentido las primeras palabras de la Díaz presidenta, al tender la mano de forma conciliadora al resto de grupos en la cámara.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad