Dolors Montserrat: "El Gobierno no dejará de pagar nada en Catalunya"

stop

DEBATE SOBERANISTA

La diputada del PP, Dolors Montserrat./ED

28 de diciembre de 2013 (14:00 CET)

El Gobierno español ha aunado esfuerzos en una dirección para poder afrontar el problema que supone el movimiento independentista en Catalunya. Desde el presidente Mariano Rajoy, que se expone poco en sus intervenciones públicas, hasta el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, todos los dirigentes del PP dejan claro que cumplirán con los compromisos fiscales que han contraído en Catalunya.

Lo constata Dolors Montserrat, vicepresidenta tercera en la Mesa del Congreso, y uno de los valores ascendentes del PP catalán. Con un discurso fluido, impetuoso en ocasiones, Montserrat asegura que el Gobierno "no dejará de pagar nada en Catalunya", aunque también añade que estará atento a todos los pasos que haga el President Artur Mas y recurrirá "cuando llegue el momento, y el Gobiero catalán la convoque", la consulta soberanista que se ha fijado para el 9 de noviembre de 2014.

Dolors Montserrat, en una entrevista este sábado en el programa Converses, de la Cadena Cope, ha insistido en que el Gobierno español ha financiado a la Generalitat en los dos últimos años, con 27.000 millones de euros, y que "seguirá ayudando" para que la administración catalana pueda afrontar el día a día.

Papel ascendente


La diputada del PP catalán en el Congreso, con un papel ascendente en el partido, ha afrontado las relaciones entre el Gobierno catalán y el español, dejando claro que se asistirá financieramente a la Generalitat, pero se combatirá con contundencia el plan soberanista. "Se recurrirá ante el Tribunal Constitucional cuando el Govern convoque la consulta".

Por eso mismo, el Ejecutivo de Artur Mas ya ha señalado que demorará esa convocatoria, hasta cumplir con todo el guión previsto, que pasará por pedir al Congreso formalmente la posibilidad de convocar la consulta, y por la aprobación de una ley de consultas catalana en el Parlament. Esa convocatoria podría llegar, por tanto, en el mes de septiembre de 2014, por lo que quedan largos meses de un duro enfrentamiento institucional, o de unas largas negociaciones para buscar una salida política.

Montserrat apuesta por negociar una mejora de la financiación, que, como marca la propia ley, debería estar en vigor en 2014. Los planes del ministro Montoro pasan por negociar esa cuestión en el segundo semestre de este año, aunque los acuerdos alcanzandos deberían tener carácter retroactivo a 1 de enero de 2014. Esa cuestión, sin embargo, no está decidida. Lo que sí afirma Montserrat es que el Gobierno estará "más presente" en Catalunya, recordando todas las reformas económicas y sociales que están en marcha.

Frustración y división


La dirigente del PP, en todo caso, ha arremetido contra Mas, al preguntarle qué hará para gestionar "la enorme frustración que puede crear entre la sociedad catalana si no se celebra la consulta soberanista". En ese sentido, ha llegado a afirmar que Mas, en un determinado momento, abandonará la primera línea de la política catalana, incluso se podría jubilar. "Se irá, continuará cobrando, pero dejará la sociedad catalana dividida", ha señalado.

Para Dolors Montserrat no será válido "culpar después al Gobierno español por no permitir la consulta, cuando ya se sabe ahora que no se podrá convocar".

Por ello, espera de Mas algún gesto, de cara al discurso del President en su mensaje de fin de año del día 30 de diciembre, para encauzar la situación y hacer ver a los ciudadanos que "Catalunya seguirá en España y, por tanto, en Europa".

El liderazgo de Sánchez-Camacho


Ante esta situación, Dolors Montserrat ha reflexionado sobre el papel del PP catalán, erosionado, como el PSC, por la fuerza de Ciutadans, que no deja de crecer en todas las encuestas que se van publicando. Para la dirigente del PP, como lo hiciera su jefa de filas, Alicia Sánchez-Camacho, el PP tiene responsabilidades de gobierno, y una posición clara sobre todos los ámbitos políticos, lo que contrasta, a su juicio, con el proyecto político en estos momentos de Ciutadans, el partido que lidera Albert Rivera.

Precisamente, Dolors Montserrat, señalada como una de las posibles alternativas en el PP catalán a Sánchez-Camacho, ha querido reafirmar "la posición de liderazgo " de la líder de su partido, acusando a quienes "la quieren dar por muerta". Montserrat ha recordado que Sánchez-Camacho "ha sabido aunar, desde el último congreso, las diferentes sensibilidades que existían" en el partido.

Pero en el escenario nuevo que se ha creado en Catalunya, Dolors Montserrat se ha mostrado dispuesta a buscar colaboraciones con el PSC y Ciutadans, para poder contrarrestar el proyecto independentista que defienden CiU y ERC.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad