El Park Güell de Trias da la espalda a las escuelas catalanas

stop

MONUMENTO CERRADO

El Park Güell de Antoni Gaudí es un Bien de Interés Cultural

en Barcelona, 08 de junio de 2015 (19:52 CET)

Una escuela catalana está en pie de guerra contra los responsables del Park Güell, uno de los monumentos más visitados de Barcelona. El centro El Sagrer ha denunciado en redes sociales y un blog que los gestores del parque pidieron 10 euros a una clase de niños de 4 años por hacer una visita guiada del conjunto monumental.

La queja no acaba aquí. Una maestra del colegio alerta que el grupo de infantes "no pudo desayunar" en la zona monumental porque "obstaculizaba el flujo de turistas". Como consecuencia, asegura, los niños "tuvieron que comer a escondidas" para que no les vieran los vigilantes.

Tarde

La empresa que gestiona el sitio, Barcelona de Serveis Municipals (B:SM), recuerda que el grupo entró de forma gratuita con el Programa Park Güell. Asegura que "es imposible" que se les ofreciera un guía por 10 euros, ya que este servicio no está disponible en el parque.

En lo que respecta al picnic, B:SM notifica que el grupo llegó cinco minutos antes del fin de horario de su entrada regulada. Además, recuerda que comer en la zona monumental "está prohibido a todo el mundo", ya que atenta contra la calidad de las visitas, afecta a los monumentos y entorpece el paso. "Hay zonas habilitadas para ello", añade.

"Este año visitarán el parque más de 120.000 escolares con el Programa Park Güell de forma gratuita, o con un guía oficial pagando el coste del mismo", han abundado fuentes de la sociedad.

Precedente

Sea como fuere, este es el segundo incidente en el Park Güell en pocos días. Hace unos días, un vecino de Barcelona denunció que fue invitado a dejar el recinto por "dar explicaciones sobre Gaudí a unos amigos". Los gestores del monumento respondieron a su reclamación alegando que el sitio, un Bien de Interés Cultural, está reservado a los guías oficiales para asegurar la calidad de la visita.

Lo que subyace en el caso de la escola El Sagrer es la persecución del intrusismo laboral en la industria de guías turísticos en los monumentos españoles. "Viene gente sin preparar con grupos enormes y saturan los espacios. Y la norma de los guías oficiales es la misma para toda la Unión Europea", ha señalado a Economía Digital Mari Paz Alonso, presidenta de la asociación profesional de guías APIT. 

En el caso de las escuelas, añade B:SM, pueden hacer sus trabajos dentro del parque, pero si quieren una explicación técnica deben contratar un guía habilitado para ello.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad