El presidente de la Sala Penal del Supremo, Manuel Marchena. EFE

El Supremo solo juzgará a 12 dirigentes independentistas (y no a 18)

stop

El TS confirma por unanimidad su competencia para juzgar el procés. Los acusados por delito de desobediencia serán juzgados en los tribunales catalanes

Madrid, 27 de diciembre de 2018 (13:31 CET)

El Tribunal Supremo ha decidido por unanimidad que es competente para juzgar los delitos de rebelión y malversación de caudales públicos del procés. Sin embargo, remite al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña la parte que afecta a los seis procesados que el fiscal acusaba únicamente de desobediencia.

Así, el TS divide en dos la causa abierta contra los líderes independentistas de Cataluña. De los 18 que están procesados en total, 12 serán juzcados en el TS y seis en los tribunales autonómicos.

La Sala de lo Penal enjuiciará a los acusados Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Turull, Josep Rull, Joaquin Forn, Jordi Sánchez, Jordi Cuixart, Dolores Bassa, Carme Forcadell, Meritxell Borrás, Carles Mundó y Santiago Vila.

En estos casos, el Tribunal desestima los argumentos de la defensa y avala los de la Fiscalía que defendió que la estrategia para la separación de España estuvo muy lejos de provocar efectos únicamente en Cataluña.

Fecha de inicio del juicio

Por su parte, los tribunales catalanes se harán cargo de los casos de Lluis María Corominas, Lluis Guinó, Anna Isabel Simó, Ramona Barrufet Santacana, Joan Josep Nuet, y Mireia Aran Boya; como pedían sus abogados.

El TS entiende que hay motivos suficientes para separar la causa y celebrar parte del juicio en los tribunales autonómicos. Entre ellas menciona la "previsible duración" de la vista, la presencia continuada de los procesados durante las "prolongadas" sesiones del juicio y el "obligado desplazamiento" de quienes solo se enfrentan al delito de desobediencia

La decisión ha llegado tras la vista celebrada el pasado 18 de diciembre en la que los abogados de los dirigentes secesionistas procesados defendieron que el juicio debía celebrarse en Cataluña porque los principales delitos que se les atribuyen se cometieron en esa comunidad.

Una vez presentada esta decisión, ya no quedan impedimentos para que se activen los plazos de cara al inicio del juicio, que se prevé comience a finales de enero o principios de febrero de 2019.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad