Isabel Celáa y José Luis Ábalos en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros de este viernes. La ministra portavoz confirmó la desaceleración de la economía española, aunque la calificó de “ligera”. / EFE/Emilio Naranjo

Las empresas pagan un 6,5% más en impuestos a la producción

stop

El último estudio del INE apunta que aumenta la recaudación de impuestos a la producción cuando se está enfriando la economía

Economía Digital

Isabel Celáa y José Luis Ábalos en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros de este viernes. La ministra portavoz confirmó la desaceleración de la economía española, aunque la calificó de “ligera”. / EFE/Emilio Naranjo

Barcelona, 28 de septiembre de 2018 (19:57 CET)

Las empresas españolas pagaron en el último año un 6,5% más en concepto de impuestos netos a la producción, según el estudio económico que ha hecho público este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Pese a que las empresas productivas pagan más impuestos, el gobierno de Pedro Sánchez planea nuevas subidas. Podemos también apunta a las empresas productivas con una bateria de medidas fiscales que, según el partido de Pablo Iglesias, aportarían 10.500 millones de euros adicionales.

Desde la CEOE se advierte contra los “globos sonda” en materia fiscal que está lanzado el gobierno y la oposición. Así lo expuso su presidente, Joan Rosell, esta misma semana en un encuentro con el líder del PP, Pablo Casado. La gran patronal española insiste en que los anuncios de subidas de impuestos generan incertidumbre en las empresas pese a que se “quedan en los titulares” sin plasmarse en medidas concretas.

Precisamente, el último informe del INE confirma que crece la recaudación, concretamente en impuestos a la producción, cuando se ha estancado el consumo familiar y las exportaciones. Pese a ello, la economía española creció en el segundo semestre de este año en un 0,6%, aunque menos de lo esperado. La economía española se enfría.

El INI corrige las previsiones a la baja

El INI corrigió este viernes en los datos del primer trimestre del año, en los que el PIB también creció un 0,6%, en vez del 0,7% anteriormente calculado.

Pese a estos indicadores, la ministra portavoz, Isabel Celáa, argumentó que los datos macro “siguen siendo robustos a pesar de la ligera desaceleración”. Desde el ministerio de Economía, liderado por Nadia Calviño, se atribuye esta desaceleración a las “incertidumbres internacionales”.

En sintonía con la ministra Calviño, la Cámara de Comercio de España culpa de la desaceleración al precio del crudo, a la previsible subida de los tipos de interés y al conflicto político catalán. Consideran que estos factores afectan al crecimiento económico. Apuntan que la desaceleración será más intensa en el último trimestre de este año y el primer semestre del próximo.

El ejecutivo de Sánchez prepara un aumento de la fiscalidad para financiar el alza del gasto público. En vista de los indicadores económicos, destacados dirigentes empresariales como Francisco González, presidente del BBVA, advierten que expandir el gasto público es un error. Desde la CEOE se subraya que ahora no es el momento.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad