Enfrentamientos entre la fiscalía y los ex concejales de Torredembarra

stop

CORRUPCIÓN URBANÍSTICA

El ex alcalde de Torredembarra, Daniel Masagué, en el momento de su detención

en Barcelona, 17 de enero de 2015 (20:31 CET)

Esta semana el juez de instrucción número 1 de El Vendrell y la fiscalía anticorrupción han tomado declaración a seis concejales del Ayuntamiento de Torredembarra en el marco de la investigación por la presunta compra y alquiler fraudulento de inmuebles y terrenos.

Todos ellos imputados por un delito contra la hacienda pública. Prácticamente todos emplearon un tono altivo para responder a las preguntas del fiscal y, en algunos casos, incluso se negaron a declarar.

El derecho a no declarar


El pasado martes, día 13, por ejemplo, el ex edil José Oviedo Valiente, quien fuera segundo teniente de alcalde y presidente de organización comarcal del Partido Popular en el Tarragonés, directamente se negó a declarar, haciendo suyo ese derecho constitucional, a pesar de que lo que puede considerarse como una falta de colaboración no le va a beneficiar a lo largo de la instrucción de la causa.

El encontronazo más sonado entre imputados y el ministerio fiscal se produjo el jueves, día 15, cuando fue interrogada Francisca Falguera, la concejala de CiU. Desde el inicio de su declaración en sede judicial respondió con evasivas al ministerio fiscal.


No se reconoce en la grabación


Tanto es así, que el propio juez la llamó al orden. Ante esa actitud, el representante de anticorrupción en este sumario trató de acorralarla esgrimiendo algunas intervenciones telefónicas en las que la concejal Folguera hablaba con el ex alcalde Daniel Masagué, principal imputado en la causa y que incluso llegó a ingresar en prisión preventiva cuando fue detenido por la Guardia Civil el pasado mes de junio.

En dichas conversaciones la imputada comentaba a Masagué, utilizando terminología escatológica, que los informes técnicos y preceptivos de la intervención y de la secretaria del ayuntamiento que impedían algunas de las operaciones urbanísticas que ellos estaban impulsando le resultaban irrelevantes y que ella haría caso omiso de dichos informes.

El fiscal le preguntó por ese extremo en concreto y, para sorpresa del tribunal, Folguera dijo no reconocerse en la conversación. Sencillamente, dijo, porque "yo no hablo de esta forma tan grosera". Añadió que el derecho administrativo la amparaba para tomar aquellas decisiones urbanísticas que ahora la fiscalía pone en tela de juicio. Llegado a este punto, el fiscal sorprendió a todos formulándole una pregunta:

--¿Usted, qué estudios tiene?

--Estudios de bachiller, respondió la imputada.

Y de nuevo el fiscal:

--¿Y con esa escueta formación de verdad se ve usted capacitada para opinar ante este tribunal sobre algo tan complejo como el derecho urbanístico y administrativo?

Tensión en la sala


De repente, saltaron chispas en la sala de vistas, especialmente en el banquillo de los acusados donde se encontraba Francisca Folguera, que se negó, a partir de ese momento, a seguir respondiendo al Ministerio Público.

El juez mantiene la imputación de todos los concejales citados y tomará declaración al ex alcalde Masagué el próximo día 20.

El juez ha decretado el secreto de las actuaciones en una parte sustancial de la causa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad