Foment distingue a Lara con la medalla de honor en pleno proceso soberanista

stop

RECONOCIMIENTO EMPRESARIAL

José Manuel Lara. EFE / Toni Garriga

06 de noviembre de 2012 (19:07 CET)

A cuatro días del inicio de la campaña electoral, la patronal Foment del Treball ha querido distinguir a José Manuel Lara, el presidente del grupo Planeta, con la Medalla de Honor a la trayectoria profesional.

Se trata del galardón con el que Foment reconoce el recorrido vital de los empresarios que han conseguido “enriquecer la actividad económica y empresarial del país”.

La marcha de Planeta de Catalunya

Lara ha sido, precisamente, el empresario que con mayor claridad y contundencia ha expresado el rechazo al proceso independentista que ha impulsado el president Artur Mas. Lara aseguró que si Catalunya se independiza instalaría el grupo Planeta fuera de Catalunya. Ello provocó el rechazo de los círculos nacionalistas más activos, a través de las redes sociales.

La patronal Foment, que preside Joaquim Gay de Montellà, justifica el reconocimiento, precisamente, en la dimensión que ha cobrado el grupo Planeta a lo largo de los años. Y asegura que el premio se entrega a Lara “por su dedicación ejemplar para convertir una empresa familiar catalana, como la editorial Planeta, en un grupo editorial y de comunicación líder, con capacidad de innovación y vocación de multinacional”.

Las críticas y elogios de Lara

Lara, en cualquier caso, siempre se ha distinguido por expresar en público sus preferencias, con críticas importantes a los gobiernos catalanes.

En su etapa como presidente del Círculo de Economía, criticó con dureza a Pasqual Maragall, por los problemas internos del tripartito, y elogió, posteriormente, al president José Montilla, justo por considerar que había aportado “orden” en el Ejecutivo catalán.

Reconocimiento a Hutchinson

Foment también ha distinguido a Clemence Cheng con la Medalla de Honor como empresario del año. Como director general de Hutchinson Port Holdings para Europa Central, se considera vital su impulso y su decisión para dotar al Puerto de Barcelona con la terminal de contenedores más avanzada del Mediterráneo, con una inversión superior a los 300 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad