Independentistas arremeten contra el editorial de ‘La Vanguardia’

stop

El diario de Godó encaja duras críticas por defender la opción de la tercera vía, enfriar la apuesta por la consulta y recordar que la moderación ha imperado en la política catalana durante décadas

27 de octubre de 2013 (18:29 CET)

¿Quién teme a los moderados? Con esta pregunta se desayunaban este domingo los lectores de La Vanguardia. El diario de Godó ha publicado un editorial que, extraordinariamente, ha llevado a su portada, con el que plasma un aparente cambio de rumbo de su línea editorial.

Desde hoy, enfría el respaldo a Artur Mas (CDC) y entrega su influencia a los defensores de la tercera vía, la alternativa al referéndum propuesta por Josep Antoni Duran Lleida (UDC), Alicia Sánchez Camacho (PP) y ciertas esferas del PSC.

El artículo, cuya paternidad atribuyen a Enric Juliana, el hombre del diario en Madrid, defiende, en esencia, rebajar el soufflé independentista. Apuesta por el diálogo y recuerda que la moderación ha sido el rasgo común de las relaciones entre España y Catalunya a pesar de los cambios de gobierno y de los distintos momentos históricos.

Diálogo

Pero esta idea, la defensa del diálogo –que a priori cualquiera podría suscribir—, ha levantado una auténtica polvareda en las redes sociales. A centenares han surgido en Twitter los mensajes de dura crítica hacia La Vanguardia.

El editorial ha dado otra oportunidad a los independentistas catalanes para demostrar que dominan la esfera digital. Según los estudios, 500 usuarios son capaces de colar sus debates entre los más seguidos del momento. Al encarnizamiento se han apuntado desde políticos hasta ciudadanos anónimos.

Rechazo de las redes

El portavoz d’Esquerra en el Congreso, Alfred Bosch, ha escrito: “¿Quién teme a los moderados? Hombre, quienes capitulan ante los inmoderados”. El director del programa de humor Polònia de TV3 y accionista del diario Ara, Toni Soler, asegura en su cuenta “que el editorial es un mensaje de SOS en toda regla”.

El antiguo dirigente d'Esquerra y hoy vinculado a CiU, Àngel Colom, apunta que “[el artículo es] la llamada desesperada de los catalanes sumisos que aún no saben que la mayoría ya somos libres”. Ignasi Guardans, ex eurodiputado de CiU, acepta la moderación y el diálogo como premisa, “¿pero lo aplicamos en todos los medios de Godó?” se interroga en referencia a las tertulias de la emisora del grupo, RAC1, de corte claramente separatista.

Pedradas desde Madrid

La Vanguardia también recibe pedradas desde Madrid. Por ejemplo, el periodista Herman Tertsch escribe “un editorial solemne para decirnos que es hora de que el gobierno español acepte el chantaje de la Generalidad”. Sergio (@K0b0l) recuerda que la radio de La Vanguardia “la semana pasada llamaba falangistas a UPyD. A pastar…”

Rubén (@egel71) remarca la coincidencia del editorial de este domingo. “El día que Mas confirma que habrá fecha y pregunta, La Vanguardia sale con esto. O sea, Mas va en serio”. Biel (@rincewindcat) opina que la publicación que dirige José Antich “confunde el camino del medio con la tercera vía, pero son muy tiernos”.

Prensa nacionalista

La reacción no sólo se ha recogido en los foros sociales de Internet. La prensa nacionalista ha criticado con dureza el posicionamiento del principal periódico de Catalunya.

Ara titula en su portada digital que "La Vanguardia defiende una 'tercera vía' en un editorial en portada". E-noticies titula que “La Vanguardia abandona a Mas”. Directe.cat (Gerona) abre su edición dando por hecha “la rendición”. Advierte a sus lectores de que “la cabecera del Grupo Godó, en una editorial en portada, hace hoy una llamada desesperada para evitar la consulta, y poder forzar el diálogo de la rendición de Cataluña”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad