Terrazas en Madrid durante la desescalada por el coronavirus. Foto: Efe

La desescalada multiplica los rebrotes de coronavirus

stop

Alarma entre algunos expertos por el incremento de casos en varias provincias, tanto en fase 1 como 2, que también reflejan los datos de Sanidad

Barcelona, 28 de mayo de 2020 (04:55 CET)

Una fiesta de cumpleaños, a todas luces ilegal al contar con 20 personas en una zona en fase 1, fue uno de los focos del rebrote que se ha producido en la región sanitaria de Lleida y que explica que esta provincia, con una baja densidad de población, tenga ahora uno de los mayores índices de contagio de toda España y vaya a seguir almenos una semana más en fase 1. Este es solo uno de los focos: los positivos de coronavirus vuelven a subir y crece el temor a un rebrote generalizado en plena desescalada.

Los datos que ofrece diariamente el Ministerio de Sanidad ya muestran un repunte de los contagios. Los positivos detectados mediante pruebas PCR –los de test de anticuerpos no aparecen desde hace unos días en las estadísticas– llevan tres días subiendo, aunque la cifra todavía es baja (231 en las últimas 24 horas) si se compara con cualquier día de abril.

Pero esto es solo la punta del iceberg. Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, ya alertó hace unos días de algún rebrote. En concreto, del que se detectó en Valencia y que impidió que la comunidad pasase a fase 2 este pasado lunes. Pero cada día que pasa hay más casos y ya existen estudios que reflejan estas subidas.

Una encuesta dirigida por Nuria Oliver, alta comisionada de la inteligencia artificial de la Generalitat Valenciana pero dirigida a todo el territorio nacional, muestra ya un incremento de los contagios en la última semana. No hemos tenido acceso al estudio completo, pues todavía se está trabajando en la recogida de datos y no está concluido, pero la información publicada por Oliver en las redes sociales es llamativa.

El gráfico de la información recogida hasta el momento por el proyecto Covid-19 Impact Survey muestra que los encuestados con síntomas de coronavirus subieron la semana del 15 al 22 de mayo, la última analizada, tanto en las zonas que ahora están en fase 1 como en las que ya han avanzado hacia la 2, pero sobre todo en estas últimas. De hecho, estos territorios llevan dos semanas presentando aumentos del número de contagiados, según el estudio de Oliver.

Que sean los territorios que han pasado de fase los que presentan más casos es algo que llama la atención a los autores de la encuesta, pero no ofrecen respuestas a ello. Lo que sí indica es que a medida que avanza la desescalada puede haber más casos, pues hay más riesgo. A más comercios abiertos, más actividad económica y mayor vida social, más opciones de contagiarse.

Volviendo al ejemplo de Lleida con el que arranca este artículo, esta zona tiene muchos peores índices que Barcelona, que fue, tras Madrid, el gran foco de Covid-19 de España y donde la densidad de población es mucho mayor. Pero no es solo el cumpleaños en el que cuatro infectados contagiaron al resto; también ha habido casos, en la provincia, en la industria agroalimentaria y varias empresas, fruto de la vuelta al trabajo.

Los rebrotes de Murcia y Aragón

Los rebrotes se han producido en más territorios. Murcia sorprendió con uno pese a ser, junto con Canarias, la comunidad autónoma con una menor incidencia del coronavirus. El brote se produjo en la localidad de Totana y estaría relacionado con una temporera que fue a trabajar en la campaña de la fruta.

Estos son casos conocidos, que han salido a la luz pública por su singularidad –Totana se quedó como el único municipio murciano en fase 1–, pero las cifras evidencian que hay incrementos en más regiones. Dos que están en fase 2 están teniendo más positivos y sus índices suben.

Se trata de las provincias aragonesas de Huesca y Teruel, en las que el multiplicador R (a cuántas personas contagia un positivo) sube y ya supera el 1 y la incidencia acumulada (la IA mide positivos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días) se sitúa en niveles altos. Guadalajara y Cuenca, provincias castellano-manchegas también en fase 2, tiene una IA más baja pero el R sube hasta dos.

Se considera que el multiplicados por encima de uno señala peligro, pues significa que el virus tiende a crecer. Es la muestra de que hay más contacto social y que, en ocasiones, no se toman las precauciones adecuadas, como la distancia social, el uso de mascarilla y los límites de personas en reuniones, bares y terrazas.

La doble cara del Gobierno con los rebrotes

Ante estos rebrotes, el Gobierno mantiene una posición con doble cara. Por un lado, sigue en la desescalada y no solo con los pases de fase sino también flexibilizando límites, como ahora las franjas horarias, dentro de una mismo. Por el otro, mantiene que si hay una subida se puede frenar e incluso echar para atrás la salida del confinamiento y Simón advirtió de nuevo este miércoles de posibles rebrotes.

El que ha ejercido de portavoz del Gobierno en materia de Covid-19 desde el inicio de la pandemia avisó de que hasta una fiesta “inocente” podía suponer un rebrote. Tuvo que recordar que “esto no ha terminado” y algo tan aparentemente obvio como que “pasar de fase no implica estar libre de peligro”.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad