La inversión extranjera en Cataluña se desploma cerca de un 16%

stop

¿ES EL INDEPENDENTISMO CULPABLE DE LA CAÍDA?

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz.

en Barcelona, 20 de marzo de 2015 (20:28 CET)

La inversión extranjera se ha desplomado el 16% el pasado 2014 en Cataluña. Los datos los aporta el Ministerio de Economía que, a su vez, muestra un aumento medio del 10% en el conjunto de España. ¿A qué se debe esta situación antagónica? El secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz, se ha mordido la lengua y ha evitado entrar en el debate sobre los efectos y estragos del independentismo. Eso es una pregunta que se debe formular a las empresas extranjeras que prefieren invertir en otros puntos del Estado, ha aseverado.

La prudencia de García Legaz contrasta con la respuesta de la Generalitat. El consejero de Empleo, Felip Puig, ha puesto en duda la veracidad de las estadísticas del Ministerio. No era la primera vez. El alto cargo del Govern catalán ha señalado en otras ocasiones que esos datos tienden a centralizar las inversiones que realizan grandes empresas. Así, si estas tienen sede en Madrid, pero proyectos en el resto de comunidades autónomas, sólo se contabiliza en la capital de España.

 

La Generalitat, muy tranquila 

Puig, en cualquier caso, ha restado importancia al descenso de la inversión extranjera en Cataluña, ya que estos datos «dependen del año» y no son significativos. Puig ha asegurado que «no me preocupa demasiado, porque en los últimos años Cataluña ha sido una de las regiones de la Europa continental que más inversión extranjera ha atraído». El consejero ha insistido en que «la economía productiva y la inversión real continúan llegando a Cataluña».

No todo el mundo está tan tranquilo como el consejero. El presidente del Consejo General de Colegios de Economistas de España, Valentí Pich, señala que los datos en la comunidad autónoma empiezan a ser algo preocupantes. "Hasta el consejero de Economía lo reconoce", indica. En este sentido, recuerda que Cataluña es una zona industrial y, por tanto, debería notar antes que otras zona de España los signos de la recuperación económica.

 

El independentismo, culpable del descenso

Francesc Granell, catedrático de Economía Aplicada en la Unviersitat de Barcelona, asegura que no se sorprende con los datos del Ministerio. "Los inversores extranjeros ven inseguridad en el panorama político catalán", asegura el profesor. En este sentido, señala que en los últimos meses se han visto movimientos empresariales que confirman esa tesis, como el traslado de las sedes principales de varias compañías de Cataluña hacia otros puntos de España.

"El principal miedo es quedarse fuera de Europa. Sí, Cataluña puede tener el euro, pero no el apoyo del Banco Central Europeo. Algo que le está pasando a Andorra", indica el catedrático

 

¿Quién invierte en España?

La inversión extranjera productiva alcanzó en 2014 los 17.626 millones de euros, el 9,8% más que el año anterior. García-Legaz ha incidido en que el avance de la inversión extranjera en España se produjo el año pasado en un "contexto de contracción de la inversión directa mundial". Economía ha subrayado también que la mejora de la competitividad en España es un incentivo para los inversores extranjeros, animados además por la caída en los precios de la energía y la depreciación del euro.

Casi dos tercios de la inversión foránea en 2014 en España se concentraron en cuatro sectores: comercio mayorista y minorista (3.212 millones de euros), actividades inmobiliarias (3.085 millones), operaciones financieras y de seguros (2.609 millones) e industria manufacturera (2.055 millones).

Respecto a los principales países inversores, Estados Unidos, con una fuerte presencia en el sector del comercio, y Luxemburgo, con un flujo destacado de operaciones inmobiliarias, ocupan los dos primeros lugares de la tabla con 3.516 y 2.489 millones de euros, respectivamente. García Legaz ha preferido no entrar en especulaciones sobre la fuerte presencia de capitales de Luxemburgo, un país azotado últimamente por los escándalos fiscales.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad