La mujer de Oriol Pujol elevó sus ingresos un 1.300% el año de la retirada de Sony, Sharp y Yamaha

stop

La empresa de Anna Vidal Maragall sólo tenía dos clientes: Alta Partners, consultora que intermedió las operaciones, y la patrimonial de Sergi Alsina

Oriol Pujol con su mujer, Ana Maria Vidal, y su amigo Sergi Alsina

15 de abril de 2013 (21:46 CET)

Avima Projectes SL es una empresa de la que es propietaria y administradora Anna Vidal Maragall, casada en régimen de separación de bienes con Oriol Pujol Ferrusola, hasta hace unos días secretario general de CDC y responsable del grupo parlamentario de CiU. La sociedad tributa ante Hacienda en el epígrafe del IAE de servicios financieros y contables. En 2010, Avima ingresó 27.025,60 euros. Un año más tarde, y con la misma teórica actividad, la sociedad facturó por valor de 349.044 euros, un 1.300% más.

Desde 2004, Vidal no había declarado percibir ingresos de su propia empresa hasta 2011. En ese ejercicio se asignó como persona física 15.000 euros. Desde 2007 hasta 2011 la esposa del dirigente convergente sólo declaraba ingresos procedentes de rentas del trabajo pagados por la Fundación Privada DIR, a razón de unos 30.000 euros anuales.

Datos de la Agencia Tributaria


Tanto en 2010 como en 2011, la firma no declara ningún gasto y los dos únicos clientes de Avima Projectes son Alta Partners SL y Bersenat Consultora de Servicios SL, de acuerdo con los registros de operaciones superiores a 3.000 euros anuales (conocido por modelo 347) que obran en poder de la Agencia Tributaria y que la Delegación Especial de Hacienda en Catalunya ha aportado a la justicia en el marco de las investigaciones del llamado caso de las ITV.

Avima cobró 21.125 euros de Alta Partners y 5.900 euros de Bersenat en 2010. El ejercicio siguiente, el año de las desinversiones empresariales, la empresa de Vidal facturó 278.244 euros a Alta Partners y 70.800 a Bersenat.

¿El brazo ejecutor de Pujol?

Alta Partners SL es la sociedad matriz del grupo de empresas que dirige Sergi Alsina, amigo personal de Pujol, y al que en el caso se le relaciona con el dirigente convergente como su brazo ejecutor en el mundo de los negocios. Alta Partners cuenta también con otros accionistas no implicados en la trama corrupta.

Bersenat es la sociedad patrimonial de Alsina. Hasta 2005, los accionistas son su mujer Natalia Hernández de Cabanyes (30%), el propio Alsina (otro 30%) y sus dos hijos, con un 20% cada uno. A partir de esa fecha y hasta 2011 está participada por otra sociedad, Eberca XXI, también relacionada con el empresario.

Oriol, el prescriptor


Las desinversiones de tres multinacionales japonesas en Catalunya (Sony, Sharp y Yamaha) fueron intermediadas por Alsina. Así lo reconoció el propio imputado en su declaración ante la juez del caso, Sílvia López Mejía. Dieron lugar al pago de suculentas comisiones, un succes fee, según la terminología del mundo de los negocios. De acuerdo con los indicios recogidos en el sumario, Pujol prescribía de forma directa (o incluso a través del President Mas u otros políticos de su partido) los servicios de su amigo, aunque con múltiples subterfugios para evitar que se le relacionara.

Alsina percibió por sus trabajos de asesoría e intermediación casi siete millones de euros. Pero Ficosa (que se quedó con Sony), Sharp y Yamaha hicieron el pago a dos sociedades: la propia Alta Partners y Bersenat.

Facturado a dos sociedades

En concreto, Bersenat recibió 1,357 millones de euros de Ficosa Electronics; 1,079 millones de Sharp Electrónica España; y 2,362 millones de Yamaha Motor España. Alta Partners, la sociedad que Alsina posee con otros socios, cobró 2,36 millones de Ficosa; 2,71 millones de Sharp (la firma de electrónica pagó también dos facturas más de 11.800 euros); y 1,876 millones adicionales de Yamaha.

Estos datos recopilados en el sumario del caso de las ITV, entre otros, avalan los indicios de la juez instructora del caso de que las gestiones realizadas por Pujol para favorecer a su amigo Alsina y garantizar el éxito ante las compañías japonesas tenían presuntas recompensas económicas posteriores.

Pujol se interesa por las facturas de su mujer

Alsina y Pujol son además vecinos de segunda residencia en la localidad de Urús, en la Cerdanya. Bersenat es la empresa propietaria de la vivienda del consultor. En las conversaciones intervenidas por la justicia se relaciona al matrimonio Pujol-Vidal con Alsina y sus intereses comunes. Por ejemplo, a través de un mensaje SMS que Pujol envía a Alsina el 21 de diciembre de 2010 con el siguiente contenido: “Sergi, mañana me tendrías que decir dónde factura Anna las cuatro facturas del trabajo hecho en noviembre y diciembre. La puedes llamar tú, por favor, y lo aclaráis”. A finales de septiembre, Ficosa había anunciado que se quedaba con los activos industriales y la plantilla de Sony en España.

Disciplinado, Alsina telefonea al día siguiente a Anna Vidal y le indica cómo debe facturar los supuestos trabajos. Este es un extracto literal de la conversación que mantienen:

Anna Vidal (AV): Porque yo las había hecho todas [las facturas] a Alta [Partners] y Oriol me dijo que no. Me parece, bueno pues ya no continuo.
Sergi Alsina (SA): No, son dos sociedades y ya lo distribuyes tú y ya me respondes en el e-mail con la distribución.
AV: Dime el concepto general de la
SA: La diferencia según la sociedad, ya te lo diré
AV: Vale pues pónmelo.
SA: Por sociedad. Gracias.
AV: Porque yo distribuiré la facturación por horas.
SA: Por horas.
AV: Igual, sí igual, por tenerlo justificado.
SA: Sí, bien.
AV: Total yo distribuyo por horas y ya está, pongo un precio por hora.
SA: Bien pero ¿te interesa ponerlo por horas?
AV: Sí, sí, sí.
SA: No, te lo digo porque si hacen un estudio y salen, no sé, 600 horas, eso asume un tamaño de estudio…
AV: No más que estudio. Y yo haré análisis, nada que implique la elaboración de documentos, análisis, horas de reunión, conversaciones telefónicas, preparación de reuniones, vale.
SA: Vale.

AV: Tú lo miras a ver si te parece bien.
SA: Vale, entonces te envío las dos sociedades y el concepto, uno de cada sociedad.

Coincidencia de empresas

Las facturas fueron giradas por la esposa de Pujol, según la documentación que obra en el sumario, a Alta Partners y Bersenat, justo las mismas sociedades que recibieron los fondos de las tres multinacionales. Se da la paradoja de que Anna Vidal es también cotitular de una cuenta con Bersenat, aunque sus defensores señalan que esa cuenta conjunta sólo tiene por objeto abonar facturas como el suministro eléctrico de sus casas de Urús.

Oriol Pujol deberá aclarar ante el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya éste y otros aspectos que le han llevado a ser imputado por el alto tribunal catalán por su supuesta cooperación en la trama que intentó alterar el mapa de las estaciones ITV de Catalunya y el eventual lucró obtenido con la intermediación por interpuesto en las desinversiones de las tres multinacionales japonesas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad