La reforma de pensiones ahorrará un 30% del gasto en jubilación parcial

stop

El menor gasto que supone alargar el retiro a los 67 años llegaría al 20%

30 de enero de 2011 (12:57 CET)

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, afirma que, con las medidas que adopta la nueva reforma de pensiones en jubilación parcial, se obtendrá un ahorro de entre el 25 y el 30 % del gasto que dedica la Seguridad Social a ese capítulo.

El viernes pasado el Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto de ley de la reforma de las pensiones, que recoge el principio de acuerdo firmado con los sindicatos CC OO y UGT y la patronal CEOE.

En una entrevista, el ministro dice que ese porcentaje de reducción se conseguirá al final del período transitorio que contempla la reforma para su desarrollo, que es desde el 2013 al 2027. Según el ministro, la jubilación parcial tiene como objetivo permitir que haya un ajuste "no traumático" en las empresas, ya que éstas incorporan nuevos trabajadores a través de un contrato de relevo de otros empleados. Así, los trabajadores de 61 años que son relevados sólo tienen que ir a trabajar un tramo de jornada, al tiempo que perciben su pensión.

Según Gómez, aunque la jubilación parcial es un mecanismo "bien intencionado", se ha convertido en un "mero instrumento de jubilación anticipada", a la que se accede dos años más tarde, a los 63 y a través de despidos. Por eso, con la nueva reforma las empresas van a tener que asumir el coste total del relevista y del trabajador relevado. Para que suceda así se fija un plazo transitorio de 15 años, que se iniciará en enero de 2013, fecha de entrada en vigor de la reforma.

Menos economía sumergida


El ministro de Trabajo también defiende que la reforma contribuirá a la reducción de la economía sumergida porque está orientada a lograr mayores carreras de cotización a la Seguridad Social para percibir luego mejores pensiones.

La reforma eleva la edad de jubilación en dos años, a los 67, y para cobrar el 100 % de la pensión se exigirá, gradualmente, 37 años cotizados. Además, permite que los trabajadores se sigan jubilando a los 65 años con el 100 de la prestación, para lo que se requerirán 38,5 años de cotización, pero también progresivamente.

Aunque aún no hay estudios oficiales sobre lo que se ahorrará el sistema de pensiones con la aplicación de la nueva normativa pactada. Las primeras valoraciones indican que el menor gasto será del 20%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad