Los productores de maíz disparan las alarmas por una nueva amenaza transgénica

stop

Una mala hierba resistente a los herbicidas tradicionales se expande por los cultivos de Aragón, Navarra y Cataluña. Los agricultores están convencidos de que es una especie contaminada por el maíz transgénico de Monsanto

Un agricultor de Candasnos (Huesca) muestra la planta invasora.

Madrid , 05 de julio de 2016 (01:00 CET)

Una mala hierba muy parecida al maíz se expande rápidamente por los grandes cultivos de Aragón, Navarra y Cataluña. El teosinte, una especie invasora y que merma la producción de los campos de maíz tradicional, sobresale medio metro por encima del maíz.  

Allí donde llega se expande sin ningún tipo de control sobre los campos.  Los agricultores afectados están convencidos: no se trata de una planta tradicional, sino de una especie contaminada por el maíz transgénico de Monsanto (MON810) y resistente a los herbicidas.  

El teosinte es originario de América y nunca había aparecido en Europa hasta hace muy pocos años. Sus semillas son completamente indigeribles. Cuando los animales las comen, las defecan íntegras y contribuyen aún más a su rápida expansión.  

"Las plantas invasoras detectadas han podido ser contaminadas por el maíz transgénico de Monsanto", explica Juanjo Mayén, agricultor y cooperativista de Binéfar (Huesca) que ha acudido a varias plantaciones a verificar los daños producidos por la nueva especie que se expande sin control. "Estamos convencidos de que han sido modificadas genéticamente. Son mucho más altas que el teosinte convencional y tienen muchas más hojas", añade Juan Carlos Simón, agricultor aragonés. 

https://www.economiadigital.es/uploads/s1/37/67/91/teosinte-76791.JPG?t=1467658873
                Planta de teosinte, la especie invasora que puede estar contaminada por transgénicos.


Especie casi indestructible  

Las comunidades autónomas afectadas, el gobierno español e incluso la Unión Europea han reconocido la preocupación por el crecimiento de una mala hierba transgénica resistente a casi todo.

La propia ministra de Medio Alimentación, Agricultura y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha reconocido a los agricultores que el gobierno intenta coordinar políticas para la erradicación de la plaga, aunque reconoce que no se ha adoptado ninguna medida concreta.  

Los agricultores han probado todo tipo de técnicas para erradicarla pero sólo una parece eficaz: dejar de producir maíz. Al cambiar de cultivo y sustituirlo por alfalfa o trigo, la especie invasora se puede erradicar con mayor facilidad. 

El gobierno de Aragón exige a los agricultores que detecten la mala hierba en sus plantaciones, que la notifiquen y que cambien de inmediato de cultivo para evitar una contaminación incontrolada.

"El maíz puede ser polinizado por el teosinte y viceversa. Cuando la Unión Europea y el gobierno español aprobaron la entrada del maíz transgénico de Monsanto, el MON810, se basaron en la premisa de que en Europa era imposible la contaminación del maíz transgénico porque no existían familias del maíz. Hoy, con la llegada del teosinte, la realidad es otra porque la contaminación transgénica se puede expandir sin ningún tipo de control", explica Blanca Rubial, responsable de Agricultura y Alimentación de la asociación ecologista Amigos de la Tierra.  

Monsanto, fabricante de las semillas de maíz transgénico o maíz insecticida,  está obligada a hacer un informe de seguimiento sobre el cultivo de transgénicos e informar de los riesgos de contaminación. Pero la empresa no ha aclarado si incluido la detección de la nueva especie invasora en sus planes de seguimiento.  

Preocupación en Europa

Monsanto se ha limitado a respaldar la posición de la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales, Anove, una entidad que defiende las bondades del uso de transgénicos en España y que exculpa a Monsanto de cualquier tipo de responsabilidad sobre las consecuencias de la contaminación transgénica.  

La expansión de las malas hierbas resistentes a casi todo es impredecible. "Con la llegada de los transgénicos hemos visto cosas rarísimas. Mazorcas de maíz con muchos menos granos o con los granos muy separados. Son cosas que hasta ahora no habíamos visto", explica Mayén, el agricultor aragonés.  

El comisionado europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, ha reconocido ser consciente del problema pero ha derivado la responsabilidad del seguimiento a la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad