Otro efecto del procés: Cataluña vuelve a perder depósitos bancarios

Otro efecto del procés: Cataluña vuelve a perder depósitos bancarios

stop

Entre julio y septiembre se sacaron 2.053 millones de euros de las sucursales catalanas, justo antes de dictarse la sentencia del procés

Barcelona, 28 de diciembre de 2019 (19:03 CET)

Cataluña vuelve a perder depósitos bancarios —a la vista y a plazo— entre julio y septiembre de 2019, rompiendo la tendencia al alza que se logró tras superar la gran caída por el desafío independentista. En el tercer trimestre del año se esfumaron 2.053 millones de euros en depósitos de sucursales bancarias catalanas, según los datos del Banco de España. Esto supone una nueva caída del 1,2% respecto al trimestre anterior, hasta los 170.180 millones de euros.

La nueva tendencia a la baja, después de cinco meses de recuperación, tuvo su origen justo antes de que en octubre se diera a conocer la sentencia del procès, que condenó a los líderes independentistas a penas de hasta 13 años de cárcel y que se reflejó en las calles con barricadas, disturbios y cargas policiales en Cataluña.

La bajada de dinero depositado en los bancos no ocurría desde junio de 2018, cuando las oficinas bancarias catalanas se empezaron a recuperar tras las masivas fugas de capital ocurridas a causa del desafío soberanista del 1 de octubre de 2017. Este provocó la salida de cerca de 37.500 millones de euros de los que, hasta el día de hoy, solo se ha podido recuperar la mitad, algo más de 18.000 millones. En su día también decidieron marcharse de Catalunya las sedes sociales de CaixaBank y Banc Sabadell, que tampoco han vuelto.

El episodio de 'La Plaza' de esta semana repasa los mayores errores del año

Cataluña es la segunda región con mayor peso en depósitos bancarios del país: aglutina el 13,4% de los 1.273.941 millones de euros depositados en sucursales en toda España, por detrás de Madrid, que concentra el 27,8% por efecto de la capitalidad del país. La salida de capitales afectó a la mayoría de autonomías: 11 de 17, aunque la comunidad madrileña resultó ser la que más depósitos perdió el tercer trimestre, con 6.429 millones de euros menos, lo que supone un 1,8%, hasta los 353.606 millones.

A ella le siguió Andalucía, tercera con mayor peso en depósitos (un 9,9% del total), que sufrió la fuga de 2.174 millones de euros, un recorte del 1,7% hasta los 125.719 millones. En cambio, la región que más ahorro atrajo a sus sucursales bancarias en el tercer trimestre fue Baleares, con 986 millones de euros más, hasta los 27.765 millones, lo que supuso un incremento del 3,6%.

 Menos oficinas de los bancos

Se han cerrado 314 oficinas en el último año y 4.773 desde la crisis del 2008. Según los últimos datos del Banco de España, Cataluña perdió en el tercer trimestre del 2019 314 entidades de depósito, con lo que quedan activas 3.375 oficinas de bancos y cajas de ahorros. Y, hay que remontarse hasta diciembre de 1976 para encontrar un número más bajo de oficinas en Cataluña.

Según la estadística del Banco de España, la comunidad catalana ha sido la más afectada por los recortes en el sector financiero. Entre otras cosas, porque es el territorio en el que más cajas de ahorros había antes del 2008, además de ser en el que se han dado más ­fusiones entre las entidades financieras.

Los principales responsables de esta oleada de cierres han sido los más grandes —CaixaBank y el Banco Santander— tras acordar este año Expedientes de Regulación de Empleo (ERE). Mientras el Santander terminó de poner el cierre en noviembre de este año a 1.128 sucursales, en el contexto de la integración de el Banco Popular, en el plan estratégico de CaixaBank se prevé cerrar más de 800 sucursales hasta mediados del 2020.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad