Pedro Sánchez reclama a Rajoy que no hable todavía de recuperación

stop

BALANCE 2014

El líder del PSOE, Pedro Sánchez.

Barcelona, 26 de diciembre de 2014 (18:51 CET)

El PSOE está obligado a mantener un difícil equilibrio. Es un partido de gobierno, puede exhibir un enorme legado como el partido que transformó y modernizó la economía española, pero está en la oposición, y la presión de Podemos es enorme. ¿Qué debe hacer?

El líder socialista, Pedro Sánchez, se erige en el único dirigente capaz de llegar a acuerdos con fuerzas políticas muy distintas, pero a menos de un año de las elecciones considera que su claro adversario es el PP.

Y ha reclamado a Mariano Rajoy que no dé por hecho que España ya está en una etapa de recuperación. "Hasta que no recuperemos los niveles de empleo previos a la crisis le digo al señor Rajoy que no emplee la palabra recuperación en vano", ha remachado.

Aumentar los salarios para afianzar la recuperación


Sánchez considera que el PP no ha aprovechado el año que finaliza para cohesionar la sociedad española, y que el Gobierno "ha beneficiado a un 10% de la población privilegiada en detrimento del 90% restante".

Pero, ¿qué se podría hacer a partir de ahora? El Gobierno ha aprobado, este mismo viernes, una subida de las pensiones del 0,25%, y del salario mínimo interprofesional del 0,5%. Para el Ejecutivo de Mariano Rajoy no son aumentos importantes, pero, dada la nula inflación, que sigue anclada en el cero por ciento, por lo menos esos salarios no pierden capacidad adquisitiva.

El hecho es que organismos internacionales están sugiriendo que la subida de los salarios, tras una etapa en la que las empresas han ganado una gran competitividad, debería ser mayor para afianzar la demanda interna, y, por tanto, la recuperación.

La reforma laboral, y el "regalo" a las grandes corporaciones


Sánchez se presta a esa interpretación, y ha pedido un aumento del sueldo mínimo interprofesional del 5%. El líder del PSOE se ha referido a las decisiones judiciales que cuestionan la reforma laboral del PP. "El año 2014 termina también con una sentencia del Supremo que echa por tierra la reforma laboral del PP", ha asegurado, insistiendo también en la reforma fiscal que se aplicará ya en enero de 2015, y que supone, a su juicio, "un regalo a las grandes corporaciones y a los grandes patrimonios y olvida el combate contra el fraude".

La posición de Sánchez, delicada, porque también se juega su propio liderazgo del PSOE en función de los resultados de los socialistas en las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2015, es que el Gobierno no busca los consensos que serían necesarios en estos momentos.

Patriotismo constitucional para solucionar el tema catalán


Por ello, el secretario general del PSOE ha recordado la figura de Adolfo Suárez, y ha defendido "el patriotismo constitucional". "Reivindicar la constitución es reivindicar los valores que la hicieron posible.

Frente al PP que hace años abrazó el patriotismo de las cuentas corrientes en Suiza, el PSOE propone el patriotismo constitucional para renovar nuestro pacto dando respuesta a demandas de autogobierno de sociedades como la catalana", ha afirmado, dejando claro que el gran escollo en la política española es la situación de Cataluña, con un fuerte movimiento independentista.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad