Puigdemont desafía el pacto PSOE-Ciudadanos: "Tras la entrevista con Sánchez habrá nuevos encuentros"

stop

El President asegura que está abierto al "al diálogo" para resolver el problema catalán, tras el anuncio de la entrevista con el líder del PSOE

Carles Puigdemont en el Parlament. / EFE

Barcelona, 14 de marzo de 2016 (15:40 CET)

El presidente catalán, Carles Puigdemont, necesita un interlocutor. Reclama "diálogo" para salir del embrollo en el que se encuentra la política catalana, y lo quiere iniciar con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, con quien se entrevistará este martes en el Palau de la Generalitat. Puigdemont asegura que "tras la entrevista con Sánchez habrá nuevos encuentros, no será el único".

Puigdemont, por tanto, buscará todas las posibilidades para encontrar una salida, la que necesita también Sánchez en su intento de ser investido presidente del Gobierno. De hecho, el líder del PSOE se ha adelantado a Mariano Rajoy, que estaba dispuesto a ese diálogo, como se pudo conocer en un programa radiofónico de humor, con una entrevista que tiene una gran carga de profundidad.


La inquietud de Ciudadanos

El líder del PSOE sabe que incomoda a Ciudadanos, que no quiere saber nada de esa aproximación con el independentismo. El secretario de comunicación de Ciudadanos, Fernando de Páramo, ha asegurado que si se pone sobre la mesa la cuestión del referéndum, su partido romperá el acuerdo con el PSOE, aunque "no tendría sentido fijar líneas rojas sobre con quién se reúne cada fuerza política".

Sánchez, sin embargo, no desea entrar en ese debate. Los socialistas no se mueven de su oferta sobre una reforma de la Constitución, que pasaría por un referéndum en toda España. Puigdemont podría facilitar la investidura de Sánchez, con los ocho diputados de Convergència en el Congreso, y buscando también el apoyo de los nueve diputados de Esquerra, si el PSOE ofrece una salida al problema catalán.


Una salida para Sánchez y Puigdemont

En los últimos días, distintos dirigentes de CDC abogan por un defender el referéndum, sin entrar en la naturaleza de ese referéndum, es decir, que se podría negociar esa posible reforma constitucional.   La entrevista de Sánchez con Puigdemont en el Palau de la Generalitat ha despertado la política catalana, y abre un nuevo horizonte, a la espera de que Sánchez pueda lograr el apoyo para su investidura.

Si la dificultad para llegar a un acuerdo de gobernabilidad es tan grande que acaba en nuevas elecciones generales, Sánchez dispondrá de munición para hacer ver que él lo ha intentado todo. Para Puigdemont es también una imagen necesaria, de que busca superar el callejón sin salida en el que se encuentra la política catalana.

En un acto de presentación del libro Capitans de Comerç, sobre las familias catalanas dedicadas al comercio, en el edificio del Banc Sabadell, y al lado del presidente de la entidad, Josep Oliu, Puigdemont ha insistido en que su Govern es partidario del diálogo de abrir puertas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad