Susana Díaz desafía a Podemos y convoca elecciones en Andalucía el 22 de marzo

stop

ELECCIONES ANDALUZAS

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz

Barcelona, 25 de enero de 2015 (22:13 CET)

Se cumplió. ¿La excusa era el incumplimiento del acuerdo con Izquierda Unida? No necesariamente. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, le ha comunicado este domingo al coordinador general de IU en la región, Antonio Maíllo, que convocará este lunes elecciones anticipadas, y que serán el 22 de marzo.

¿Quién tiene la culpa? Curiosamente, y de forma indirecta, la tiene el president de la Generalitat, Artur Mas, porque ha liberado esa fecha, al convocar elecciones para el 27 de septiembre.

Más allá de las aspiraciones personales de Susana Díaz para liderar el PSOE y ser la candidata socialista a La Moncloa, el interés de la presidenta andaluza y de una buena parte de los barones territoriales del PSOE es parar a Podemos. Y la forma de conocer el peso real de la formación de Pablo Iglesias y encarar las elecciones locales y autonómicas del 24 de mayo es convocar unas elecciones cuanto antes.

Aspirar a lo que quiera a partir de mayo


Andalucía puede ser el mejor campo de pruebas para el socialismo español, que está profundamente preocupado por la imagen de Pedro Sánchez, y por el ascenso de Podemos. Susana Díaz se ha prestado. En parte porque maneja encuestas que le ofrecen una amplia victoria. Otra cosa es si logra la mayoría absoluta. Pero si lo hace le dará alas a los candidatos socialistas para las elecciones de mayo, y a ella misma, que, según fuentes socialistas, "podrá aspirar a lo que quiera".

Díaz ha asegurado en las últimas horas que su tren pasa por Andalucía, y que no desea, por ahora, ir más allá. Le interesa ganar, porque todavía no ha pasado por las urnas. Y, como gran baronesa socialista, con esa victoria en la mano, podría tener una gran influencia de cara a las elecciones primarias del PSOE para elegir al candidato a La Moncloa, previstas para el 24 de julio.

Obligar a Podemos a definir su política de pactos


En el caso de que no obtenga la mayoría absoluta, la victoria también tendría una enorme importancia. Obligaría a Podemos, que debe ahora organizar a toda prisa su estructura en Andalucía, a tomar partido y prestar o no sus votos al PSOE andaluz. Con Izquierda Unida muy tocada, porque parte de sus votos se irán a Podemos, Susana Díaz cree que ayuda al PSOE y que se ayuda a sí misma.

Elecciones, el 22 de marzo, la misma fecha que Mas había pensado para convocar las elecciones de carácter plebiscitario en Cataluña. Serán los primeros comicios en los que se pueda comprobar la fuerza de Podemos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad