Torres-Dulce acusa a Mas, Ortega y Rigau de cuatro delitos

stop

El fiscal general del Estado se querellará por desobediencia, malversación, prevaricación y usurpación de funciones

El fiscal Torres Dulce, con Artur Mas, en el Palau de la Generalitat./EFE

19 de noviembre de 2014 (10:52 CET)

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha puesto sobre la mesa una propuesta de querella contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, la vicepresidenta autonómica, Joana Ortega, y la consejera de Educación, Irene Rigau, por la consulta del 9N.

En concreto, Torres-Dulce aprecia cuatro delitos: desobediencia, malversación, prevaricación y usurpación de funciones en la organización del proceso participativo.

Fiscales de Cataluña


La junta de fiscales de sala, en la que Torres-Dulce ha comunicado su propuesta, y que reúne a 27 de sus 28 miembros, ha comenzado poco después de las 10:00 horas de este miércoles su reunión. El encuentro fue convocado para aclarar la posición del ministerio fiscal, dado que los fiscales de Cataluña no ven motivo de querella por la pseudoconsulta, mientras que el fiscal general del Estado, su jefe, sí.

Otro de los documentos que la junta tiene sobre la mesa es el acta de la reunión que celebraron los nueve miembros de la junta de fiscales de Cataluña para justificar la negativa a querellarse contra el gobierno autonómico.

Rajoy respetará la decisión

La decisión que adopte la junta de fiscales de sala es, en todo caso, no vinculante, y la decisión última dependerá de Torres-Dulce, que trata con esta reunión de obtener el respaldo de la cúpula del Ministerio Público en una actuación que ha generado el rechazo de los fiscales catalanes.

Este mismo miércoles, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que respetará la decisión de la Fiscalía y ha subrayado que el Ejecutivo ha cumplido con sus funciones ante la consulta soberanista celebrada el pasado 9N.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad