El periodista Alfons Quintà y su mujer, muertos en su domicilio

Fue el impulsor de TV3 y uno de los primeros informadores que relacionó a Pujol con el caso Banca Catalana

Alfons Quintà, el periodista que investigó a Jordi Pujol y recibió luego el encargo de impulsar TV3, ha sido encontrado muerto en su domicilio junto a su mujer.

La polícia científica de los Mossos d’Esquadra que recaba información sospecha que se ha podido tratar de un asesinato, de Quintà a su mujer, y de un posterior suicido del periodista con la misma escopeta de caza.

Alfons Quintà (Figueres, 1943) era periodista, abogado, oficial de la Marina Mercante, y llegó a ejercer de juez.

Banca Catalana

El periodista fue clave en los primeros años del pujolismo, con el impulso de la televisión autonómica. Sin embargo, había llegado a constiuir un auténtico dolor de cabeza para el ex presidente de la Generalitat.

Sus informaciones en el diario El País en las que relacionaba a Pujol con el caso Banca Catalana, como responsable del hundimiento de la entidad, llevarían al mandatario catalán a aborrecer el rotativo y a decir que nunca leía el diario de Prisa, aunque él fue uno de sus primeros accionistas.

Tras dejar TV3, Alfons Quintà colaboró de forma estrecha con Lluís Prenafeta, la mano derecha de Pujol en los primeros años de la Generalitat, para impulsar el diaro El Observador, con la clara intención de competir con La Vanguardia, y buscar un medio de comunicación netamente convergente. Y fue su primer director. 

En los últimos años colaboró con diferentes medios digitales. Fue director del diario El Debat y colaboró en radios como Ràdio 4.