El ponente de la Eurocámara propone quitar la inmunidad a Puigdemont

Puigdemont se enfrenta a la pérdida de su protección parlamentaria, lo que dificultaría su movilidad por Europa

Carles Puigdemont, en el acto de campaña de Junts per Catalunya para las autonómicas del 21D en 2017 / Julio Díaz (JxCat)

La inmunidad del prófugo Carles Puigdemont por ser eurodiputado podría tener los días contados. El informe de la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo sobre la petición del Tribunal Supremo da la razón a la magistratura española y propondrá levantar la protección del expresidente como parlamentario.

El documento se debatiría el próximo día 22, sujeto a una estricta confidencialidad. Según ha avanzado Europa Press, una vez dirimido se someterá a votación en la comisión parlamentaría del día siguiente. Los plazos permitirán que el asunto se incluya en la agencia de la sesión plenaria de marzo, y lo puedan votar todos los eurodiputados.

La ponencia redactada por el eurodiputado conservador de Bulgaria, Angel Dzhambazki, dejará sin efecto la inmunidad contra el expresidente fugado. Esta situación permitiría que la magistratura española pudiera reactivar la euroorden belga, y volverá a ser este país quien deciriá si se ejecuta la entrega del expresidente extraditado a España.

Una resolución que juega en contra del prófugo

El Parlamento Europeo permite que se pueda rechazar un suplicatorio si está motivado por opiniones o votos del eurodiputado en el ejercicio de sus funciones. También, si se da el caso de un “fumus persecutionis”: “Perjudicar la actividad política de un diputado, y en consecuencia, la independencia de la institución”.

Según la mencionada agencia, la institución examinó un total de 55 suplicatorios remitidos por autoridades judiciales de los Estados Miembro. Del total de presentados, solo se rechazó la suspensión de esta protección en cinco casos, lo que hace pensar que Puigdemont será extraditado.

El eurodiputado del PP y vicepresidente del grupo del Partido Popular Europeo (PPE), Esteban González Pons, aseguró que existe una “clara mayoría” en la comisión a favor de apoyar la suspensión de su inmunidad. Toni Comín, uno de los afectados, también dijo ese mismo día que ganar la votación “sería el milagro más grande que haya visto en política”.

El proceso del suplicatorio se retomó en noviembre, tras meses bloqueado por el coronavirus. El expresidente de la Generalitat y los dos exconsellers comparecieron el pasado 14 de enero ante la comisión de Asuntos Jurídicos de la Eurocámara para defender el voto en contra.