La justicia da el golpe de gracia al retraso electoral y mantiene el 14-F

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña anula el decreto de retraso electoral y mantiene la convocatoria del 14 de febrero

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la consejera de Presidencia, Meritxell Budó, a su llegada a la reunión semanal del Govern, el 19 de enero de 2021 | EFE/Generalitat/RM

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la consejera de Presidencia, Meritxell Budó, a su llegada a la reunión semanal del Govern, el 19 de enero de 2021 | EFE/Generalitat/RM

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha confirmado la anulación del retraso electoral en Cataluña, de forma que se mantiene la convocatoria del 14 de febrero. Es decir, ya no hay vuelta atrás: los comicios catalanes serán sí o sí el próximo 14-F, y la campaña que dio inicio en las últimas horas no será en vano.

El alto tribunal autonómico ha anunciado este viernes que la sección quinta de la sala contencioso “anula el decreto de suspensión de las elecciones del 14-F y mantiene la fecha inicialmente fijada por el convocante“. De esta forma los magistrados ponen fin al drama surgido hace dos semanas, cuando el Govern aplazó las elecciones al 30 de mayo.

Un aplazamiento decretado con formas cuestionables y por el vicepresidente del Ejecutivo catalán en funciones de presidente, Pere Aragonès, que carece de competencias tanto para ello como para suspender la convocatoria electoral, como quiso hacer con la resolución gubernamental que no solo retrasaba los comicios sino que los dejaba en el aire.

El TSJC apuró la decisión

El TSJC tenía previsto pronunciarse de forma definitiva el 8 de febrero o antes, pero apuró los términos para tomar una decisión final este viernes.

Lo ha hecho el mismo día en que la Fiscalía de Barcelona se manifestó a favor de mantener el 14-F. Los magistrados valoraron tanto el informe de la Fiscalía, como la justificación de los recursos y las alegaciones del Govern.

El análisis de las posiciones de todas las partes acabó con la conclusión que era previsible desde que hace 11 días el tribunal suspendiese cautelarmente el decreto de aplazamiento electoral. La conclusión es la misma que entonces: el decreto del Govern no tiene cabida y no puede justificarse la suspensión de los comicios que pretendía Aragonès.

Es cierto, también, que no solo Aragonès era partidario de retrasar las elecciones. El vicepresidente de la Generalitat tomó la decisión tras consultar al respecto a los partidos con representación parlamentaria, todos los cuales le apoyaron, con la única excepción del PSC, que si bien al final dijo “sí” al aplazamiento rechazó de lleno la fecha propuesta del 30 de mayo.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre las elecciones catalanas.
Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña