Una empleada en la oficina de Rovio en Shanghái el 20 de junio de 2012.

Despido masivo en Angry Birds

stop

Rovio reducirá en prácticamente un 40% la plantilla en todo el mundo; los ingresos se contraen a pesar de hasta vender licencias para el cine

26 de agosto de 2015 (14:06 CET)

La finlandesa Rovio, que produjo Angry Birds, la popular serie de videojuegos para dispositivos móviles, prevé un descenso de sus ingresos este año y dijo que tiene previsto recortar su plantilla en más de una tercera parte, para centrarse en su negocio principal y salvaguardar sus perspectivas a largo plazo.

Rovio no ha sacado juegos de éxito desde el lanzamiento en 2009 de Angry Birds, la aplicación más vendida en la historia de soportes móviles, aunque ha intentado sacar provecho de esta marca vendiendo la licencia para su uso en una amplia gama de productos de consumo.

La empresa también confía en el resultado de la película Angry Birds 3D, que se estrenará en mayo de 2016 y que la compañía cree que le reportará nuevos acuerdos de licencias.

La empresa dijo que la facturación había sido inferior a lo previsto este año y espera un crecimiento nulo de las ventas y un descenso de los beneficios en el conjunto del año. Dijo que eliminaría 260 empleos, es decir, un 37% del total de su plantilla.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad