Teclado de un portátil junto a números binarios, en una fotografía de ilustración tomada en Varsovia, el 28 de febrero de 2013. REUTERS/Kacper Pempel/Files

Los espías ingleses de la red logran una ley que les ampare

stop

El Reino Unido presentará el miércoles un nuevo proyecto legislativo sobre vigilancia on line que sólo protege el historial del ordenador

Economía Digital

Teclado de un portátil junto a números binarios, en una fotografía de ilustración tomada en Varsovia, el 28 de febrero de 2013. REUTERS/Kacper Pempel/Files

02 de noviembre de 2015 (10:03 CET)

El gobierno del Reino Unido presentará el miércoles un proyecto de ley que facultará a las agencias de seguridad para rastrear las comunicaciones on line. En un intento por ganarse a los críticos, la ministra del Interior, Theresa May, negará a los espías el acceso automático al historial de navegación de las personas.

May dijo el domingo en el programa de Andrew Marr de la BBC que la nueva ley, será "bastante diferente" a los planes anteriores para dar a la policía mayores poderes en el rastreo de comunicaciones y actividades en la red.

La política conservadora garantizó que no incluiría poderes automáticos para obtener el historial de navegación de la gente y que cualquier acción "intrusiva" sería objeto de "fuertes mecanismos de supervisión.

Es un guiño a los críticos, que sostienen que los anteriores planes menoscababan el derecho del internauta a la privacidad.

Las operadoras se quedan al margen

"Se trata de dar la capacidad a nuestros servicios policiales y de seguridad para hacer frente a los problemas que están tratando... y de llevar ese avance a la era digital", aseguró en la cadena pública.

También defendió que el nuevo proyecto de ley no exigiría a los proveedores de servicios de comunicaciones británicos almacenar datos de terceros.

En el país se ha intensificado el debate sobre cómo proteger la privacidad y a la vez dar a las agencias el poder que necesitan en la era digital, sobre todo desde que el exanalista de inteligencia estadounidense Edward Snowden filtrara en 2013 detalles sobre vigilancia masiva realizada por espías británicos y estadounidenses.

El nuevo escenario no sólo afecta a ciudadanos del Reino Unido, sino también a cualquier persona que viaje al país.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad