¿Por qué los bancos ya no regalan televisores a sus clientes?

stop

Sólo tres entidades mantienen sus regalos de electrodomésticos por domiciliar la nómina. La mayoría otorga descuentos o suscripciones a plataformas de películas

Economía Digital, con información de Help my Cash

Antigua publicidad de Caixa Penedès, que regalaba una TV o un portátil por domiciliar la nómina.
Antigua publicidad de Caixa Penedès, que regalaba una TV o un portátil por domiciliar la nómina.

Barcelona, 25 de febrero de 2017 (19:00 CET)

Han quedado desterrados los tiempos en que los bancos obsequiaban hasta un televisor por contratar una cuenta nómina. En realidad, no fue hasta hace un par de años que las entidades decidieron cambiar de estrategia y ofrecen cada vez menos dispositivos electrónicos como compensación a la fidelidad.

Sólo quedan tres entidades que conservan el gancho de los regalos físicos. Popular, que regala un televisor; Abanca, que además de este dispositivo también permite ganar la Play Station 4 o una tableta Samsung Galaxy, o Caixa Bank, que deja al cliente que elija entre un smartwatch Sony, un móvil LG o una cafetera Nespresso Krups.

Un ejemplo de un banco menos generoso es BBVA, que hace cinco años regalaba un robot de cocina Taurus MyCook 59 , un iPad 2 o un televisor LED de 22 pulgadas Full HD, dependiendo del importe de la nómina que se domiciliase. Ahora, lo único que regala son unas gafas de sol a los menores de 29 años que contraten la Cuenta Blue Online.

Dinero en efectivo, rentabilidad y descuentos

Mientras que antes la tecnología era el gancho estrella, ahora los bancos apuestan por otro tipo de regalos. Una de las promociones más utilizadas es regalar dinero en efectivo o cupones para gastar en alguna tienda. Openbank, por ejemplo, regala 100 euros a los clientes que domicilien sus ingresos de más de 900 euros, sean nuevos clientes o no, e Imagin Bank premia los ingresos mensuales de más de 250 euros con un cupón de 40 euros para gastar en Amazon o con una suscripción de tres meses a Netflix.

Otra de las apuestas estrella ha sido cambiar los regalos físicos por ventajas extra en la cuenta. Una rentabilidad atractiva, descuentos en gasolina o en comercios o la devolución de una parte de los recibos domiciliados son las ventajas más comunes.

Uno de los ejemplos de este tipo es el de Bankinter, que remunera con un 5 % de rentabilidad durante un año a los clientes que hayan domiciliado la nómina. O ING Direct, que ofrece un descuento en gasolina del 3 % o la posibilidad de acceder al programa Shopping Naranja, el cual ofrece descuentos en muchos comercios.

Las mismas condiciones para diferentes regalos

Aunque los regalos para atraer a nuevos clientes han cambiado completamente en cinco años, los requisitos para acceder a una cuenta nómina siguen siendo los mismos. Las condiciones que comparten la mayoría de las entidades son domiciliar una nómina de entre 600 y 1.500 euros, domiciliar un número de recibos mensuales y tener un consumo mínimo con una tarjeta asociada. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad