stop

El plan de viabilidad de Grupo Zeta plantea la venta de las revistas rentables y el cierre de las que pierden dinero, no sólo Interviú

Xavier Alegret

La batalla en los quioscos cada día es más dura, por lo que Grupo Zeta quiere potenciar su negocio digital. EFE/Zipi

Barcelona, 10 de abril de 2017 (12:00 CET)

Antonio Asensio fundó Grupo Zeta en 1976 con la publicación de la revista Interviú, un acontecimiento en la España de la Transición. Dos años más tarde creó El Periódico de Cataluña y luego no pararía de abrir y comprar más medios, hasta el actual gigante de la comunicación. Pero este gigante tiene los pies de barro.

La crisis de la prensa, los malos resultados y la alta deuda obligan al grupo propiedad ahora del hijo de su fundador, Antonio Asensio Mosbah, a reestructurarse. Este proceso conllevará ventas –como la de Ediciones B–, despidos e incluso el cierre de algunas publicaciones. Uno de ellos será, probablement,e más doloroso que el resto, ya que Zeta planea cerrar Interviú.

El plan de viabilidad de Grupo Zeta, elaborado por Deloitte y que está siendo estudiado por la banca, no deja lugar a dudas. La revista Interviú cerrará o, en el mejor de los casos, será vendida. Pero esta opción tiene pocos números, ya que no es un producto rentable.

Fin: Deloitte y la banca sólo ven una salida para Interviú, que pasa por abandonar los quioscos

El conglomerado dirigido por Agustí Cordón debe 99 millones de euros a los bancos. Al no poder hacer frente a ellos, ha pedido 25 millones más para reestructurar el grupo. La compañía elaboró un plan de viabilidad pero pidió también a Deloitte que analizara las opciones de futuro del grupo, y la auditora presentó el plan a los bancos el pasado viernes.

Además de los despidos y la venta de activos, como Ediciones B o las rotativas de Parets del Vallès (Barcelona), el plan contempla el cierre de revistas. La auditora señala que las revistas, que tienen un peso reducido en los resultados del grupo, tienen muy poca rentabilidad y poco margen de mejora, por lo que aconseja a Asensio deshacerse de ellas.

Una revolución: Interviú fue un hito en la Transición, por sus portadas y sus exclusivas

El plan de negocio de Grupo Zeta da tres alternativas para sus revistas. Una de ellas es vender toda la unidad de negocio, por lo que es la única opción que puede salvar a Interviú, aunque pasaría a otras manos. Las otras dos alternativas pasan por sacar rentabilidad a las publicaciones que funcionan, ya sea mediante su venta o manteniéndolas, y cerrar el resto: Interviú, Tiempo y las revistas infantiles. Como mucho, el grupo podría mantener la marca en Internet.

Interviú empezó a publicarse hace 41 años y fue durante décadas la revista erótica de referencia en España, con portadas muy famosas como las de Marisol o Claudia Schiffer. También destacó por sus reportajes de investigación, como el de los niños robados del franquismo o sobre el caso Gürtel, o por entrevistas a Adolfo Suárez o Camilo José Cela, entre muchas otras.

Los diarios regionales también están en peligro

El futuro de Zeta pasa por adelgazar su estructura. El grupo no sólo se deshará de sus revistas, al menos de las no rentables, sino que también venderá o cerrará periódicos. Mantendrá sus principales marcas, El Periódico de Catalunya y Sport, pero sus medios regionales no correrán la misma suerte.

El grupo prevé cerrar o vender El Periódico de Extremadura, El Periódico de Aragón y La Crónica de Badajoz, ya que no son rentables. El plan de negocio contempla venderlos a la competencia o, si no generan interés, liquidarlos. Se salvarán dos, El Diario de Córdoba y Mediterráneo, porque son rentables.