Miquel Iceta: "Unió deja en evidencia todo el proyecto de Mas tres años después"

stop

ENTREVISTA

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta

Barcelona, 05/06/2015 - 00:00h

Está relativamente relajado. Ha llegado dónde quería, al situar el debate sobre el proceso soberanista en Cataluña en los términos precisos: la necesidad de negociar con el Gobierno central que surja de las urnas.

Miquel Iceta (Barcelona, 1960) considera que cualquier otra cosa "es engañarse", y que las previsiones del PSC se están cumpliendo, aunque no esconde que la erosión de los socialistas ha sido "enorme", y que su peso en la política catalana ha disminuido, aunque haya mantenido unos buenos resultados en las elecciones municipales, y que podrá mantener el gobierno de las grandes ciudades catalanas, con la salvedad, y no es menor, del desastre en Barcelona.

Iceta será el previsible candidato del PSC a la Generalitat, en las elecciones del 27 de septiembre. Este sábado el consejo nacional del partido proclamará su candidatura, a la espera de que se presenten otros candidatos a las primarias. Si no los hay, en las próximas semanas será ya el candidato oficial. Consciente de la realidad de los socialistas, Iceta, sin embargo, tiene claro que han ocurrido cosas importantes en los últimos días, que pueden condicionarlo todo.

El debate en Unió, decisivo

"Le doy mucho valor a la pregunta que ha anunciado Unió Democràtica, que formulará a los militantes del partido, porque deja claro que se renuncia a la unilateralidad del proceso soberanista, y en esa posición el PSC hace tiempo que está instalado, así que llegaremos menos cansados que otros", asegura en una entrevista a Economía Digital, realizada en su despacho del Parlament, después de comprobar el incensante trajín de los dirigentes de Unió, y de las conversaciones entre Ramon Espadaler, el secretario general de Unió, con el President Artur Mas.

"Unió deja en evidencia todo el proyecto de Mas, tres años después del inicio del proceso soberanista", remacha.

Barcelona, debe formar el gobierno municipal

Miquel Iceta analiza la nueva situación, tras la victoria de Barcelona en Comú en Barcelona. "Lo que ha ocurrido en Barcelona, y con la mirada en las elecciones al Parlament, deja claro que los que pensaban que el eje nacional desplazaría al social se equivocaban, aunque es cierto que el eje nacional es y será importante, y no se puede dejar de lado".

Ese es un primer problema que se deberá abordar. Iceta, frente a la tentación de esperar a lo que suceda el 27S, tiene claro que Barcelona "debe resolver, por ella misma, su situación de gobierno, ahora bien, desde el convencimiento de que no se puede gobernar sólo con 11 concejales". Por ello, el PSC, según Iceta, seguirá analizando cómo se posiciona en el consistorio, una vez Ada Colau sea la nueva alcaldesa de la ciudad.

Cuatro años perdidos

Pero Iceta no quiere ignorar la propuesta de Unió. "La respuesta que ofreció el President Mas es sorprendente, (dijo que la propuesta de Unió era asumible) porque es evidente que no todo suma, y que Unió ha renunciado a la unilateralidad. Mas no puede decir que es compatible con su hoja de ruta, porque es una posición clara, y que demuestra lo que defiende el PSC, que sin negociar con el Gobierno central no se avanzará".

¿Entonces, se vuelve a la casilla de salida, y se recupera la idea de acuerdo, para que se refrende , posteriormente en Cataluna? Iceta lo tiene claro: "Hemos perdido cuatro años, porque no se ha avanzado nada, y en el debe de Mas se debe situar esa cuestión, con el adelanto, por dos veces, con el 27S, de las elecciones".

Acuerdos, tras el 27S, con Unió de fondo

Iceta esquiva la pregunta que ronda la entrevista una y otra vez, sobre la posibilidad de algún acuerdo entre el PSC y Unió, después de comprobar que el análisis del proceso es similar. Pero entiende que puede tener cabida una tercera vía.

"Esa tercera vía, sólo se podrá ver después de las elecciones generales, se conseguirá lo que se pueda negociar, no hay garantía de éxito, pero se abrirá un escenario de diálogo, y creo que no hay otra alternativa".

¿Pero y en el Parlament? Iceta responde sin inmutarse: "El día importante no es el 27S, el día realmente importante es el día después de las elecciones, y lo que cuenta son los acuerdos, y veremos cómo se podrá articular una mayoría, y todos sabemos que eso será determinante", asegura.

Mas, debilitado, con un sólo concejal en L'Hospitalet

Sin querer meter el dedo en la llaga, Iceta recuerda lo sucedido el 24M. "La estrategia de Mas desde 2012 no ha dado ningún resultado, y me pregunto por qué ahora resultará, porque si estuviera en CDC estaría muy preocupado: ¿cómo se puede iniciar un proceso soberanista de esa envergadura desde la debilidad que supone que CDC no tenga representación, por ejemplo, en Santa Coloma de Gramenet o sólo tenga un concejal en L'Hospitalet?"

El primer secretario del PSC –cuando sea ya el candidato a la Generalitat, la primera secretaria del partido será Núria Parlón, gran paradoja-- recuerda que todos los cambios de estatus jurídico de un país se han producido con un partido "con mayoría absoluta" en el Gobierno, y que Mas se encuentra en una situación precaria.

 "Mas ha intentado una cosa muy complicada, y es buscar un socio, con Esquerra, que lo quiere es sustituirlo, y así es difícil liderar un proceso de ese calibre", sentencia.

Mensaje a Podemos, para que pacte con el PSOE

Respecto a lo sucedido el 24M en toda España, Iceta lanza otro mensaje a Podemos. "Podemos ha descubierto que es de izquierdas, pero deben hacer más caso a las urnas que a Juego de Tronos, y pensar en las listas más votadas". Para el líder del PSC, quien debe gobernar en Castilla-La Mancha, la Comunitat Valenciana, Andalucía, Aragón o Baleares "es el PSOE, porque han quedado por delante", siempre que Podemos entienda ese razonamiento.

Iceta asume la realidad del PSC. Pero sigue prendado de la nueva posición de Unió, o mejor dicho, de la pregunta que ha lanzado Josep Antoni Duran Lleida a su partido. "Me sabe mal decirlo, pero Unió también sufrirá, porque cuando se somete esa cuestión a votación, habrá ganadores y perdedores, y eso es divide a la sociedad".

¿Está muerto el catalanismo, como se pronosticó cuando se inició el proceso soberanista? "No, sigue vivo, porque es el proyecto que garantiza la cohesión de la sociedad catalana", concluye.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad