Agbar tiene garantizado el 40,8% del capital social de Aguas de Sabadell

stop

El Ayuntamiento anuncia que venderá las acciones ordinarias

20 de junio de 2013 (21:26 CET)

Aguas de Barcelona (Agbar) sólo necesita el 10,22% del capital social de la Companyia d'Aigües de Sabadell (Cassa) para convertirse en el accionista de control del grupo local. El grupo participado por Suez Environnement y La Caixa ya tiene asegurado el 40,8% de la propiedad a tres semanas de que termine la OPA en vigencia, según ha informado la compañía sabadellense a la CNMV.

También ha anunciado que cuenta con el aval bancario de 32,5 millones de euros de Banc Sabadell para completar la operación. 

Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Sabadell, encabezado por Juan Carlos Sánchez (PSC), ha hecho público que venderá las acciones ordinarias que tiene en su poder. Se trata de un paquete que alcanza el 4,07% del capital total de la compañía.

Las llamadas acciones clase A, que representan el 20% de toda la propiedad, se quedarán en poder del consistorio. Como ya anunció al principio de la operación, no puede traspasarla si no se cambia la naturaleza de Cassa, que actualmente es una compañía público-privada. 

Contrato de compromiso

Agbar también tiene garantizado el traspaso de otro 23,16% del capital. Estos títulos se incluyen en un contrato de compromiso que firmaron varios accionistas al inicio de la operación. Los llamados institucionales.

En este grupo se incluye la patronal adscrita a Foment del Treball, el Gremi de Fabricants de Sabadell; Unnim Banc (BBVA); la Cambra de Comerç de Sabadell; Banc Sabadell; y Sociedad de Cartera del Vallès Sicav.

También hay accionistas que representan a industriales de la ciudad. Como Joan Llonch (a título individual y como Naus Industrials del Vallés), Pere Vila, Ramón Gabarró, la familia Monés (a título individual y por Comercial Lanera), Tomás Casañas, Marta Sabatés, José Saltor, Núria Gasull y Miguel Bosser.

Precio de la acción

El informe que el presidente de Cassa, Xavier Bigatá, ha remitido a la CNMV también hacer referencia al punto más polémico de la operación: los 60 euros que Agbar ofrece por título. Esta valoración ha propiciado el rechazo frontal de los llamados accionistas rebeldes, un grupo que incluye a Lluís Pascual, Carlos Enrich y Maria Àngels Bosser.

El documento que Cassa ha remitido al regulador incluye las valoraciones realizadas por los catedráticos de economía financera y constabilidad Enric Ribas, Leandro Cañibano y Alejandro Larriba. El primero fija el valor entre 76,10 y 81,20 euros por título a diciembre de 2012, mientras que el pasado mayo estaba situado entre los 64,35 y los 72,25 euros, estiman los segundos.

Transacciones

Bigatá también recuerda que el precio medio de la cotización durante la OPA ha sido de 54,60 euros por acción. Actualmente, cuestan 58 euros en el mercado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad