Así da de comer Amancio Ortega a los trabajadores de Inditex

stop

Menús de quince céntimos y calorías contadas en el servicio de comedor de Zara Logística, que cuenta con la misma concesionaria que la planta de Citroën en Vigo

Centro logístico Meco en Madrid y Pablo Isla

en A Coruña, 21 de noviembre de 2015 (22:18 CET)

El comedor de Inditex en Arteixo ha alimentado la leyenda de Amancio Ortega como multimillonario humilde que compartía el almuerzo con los trabajadores de sus fábricas. A día de hoy los empleados aseguran que aún se deja ver en las comidas, especialmente en la zona de comedor de la fundación, donde se degusta un menú que iguala a obreros con el empresario al que la lista Forbes encumbró el pasado 23 de octubre como la persona más rica del planeta. Un viernes de este mismo mes, el hombre que tiene a su disposición 79.800 millones de dólares pudo comer las "patatas a lo pobre" que se ofrecían de primero en su centro de trabajo.

El servicio de comedor está recogido como uno de los beneficios sociales en el acuerdo regulador de las condiciones de trabajo de Zara Logística, de manera que los mozos de almacén y jefes de equipo pagan sólo 15 céntimos de euro por el menú, con independencia de su salario. El valor del menú se recoge en sus nóminas por 3,80 euros. En el caso de los trabajadores con puestos técnicos, pagan los cerca de cuatro euros de la comida cuando su sueldo sobrepasa los 34.500 euros anuales.

Caprichos y calorías

Los empleados también puede darse un capricho con algún plato VIP, por cincuenta céntimos, como un wok de calamares o un combinado wellness Grecia con mousaka. Dentro del menú, calamares a la romana, san jacobos, ensalada o brócoli al vapor… Los platos varían a diario y se puede elegir entre cuatro primeros, tres segundos y además dos platos de plancha.

Para que sus trabajadores mantengan la talla, el gigante de la moda vigila las calorías: cada plato está marcado a modo de semáforo en color verde, amarillo y rojo, según su nivel energético. Un martes de noviembre, por ejemplo, los trabajadores pueden elegir como primero una ensalada o coles de Bruselas con pimiento rojo (los dos en verde, por debajo de 250 calorías), un arroz con almejas (en ambar, hasta las 400) o un potaje de garbanzos con espinacas (en rojo, hasta las 550 calorías). El segundo plato está en verde hasta las 350 calorías, como el pollo o el bacalao a la plancha. En amarillo, hasta las 500, bacalao a la portuguesa; y en rojo, hasta las 700 calorías, costilla asada con patatas o pizza margarita.

Mismas directrices que en Citroën

Luis Leis, presidente del Comité de Empresa de Zara Logística (CGT), lamenta que a pesar de la organización por tandas, los comedores están muchas veces "colapsados" porque no solo tiene que atender a los empleados directos sino que también acuden los de empresas auxiliares. Recuerda también que en años anteriores tuvieron quejas porque "en algunos momentos del año la calidad bajaba bastante", pero actualmente no ponen pegas a la comida que se sirve y se muestran satisfechos con el nuevo encargado de la concesionaria, Eurest, que curiosamente es el mismo que marca las directrices en el comedor de la otra gran factoría de Galicia: la de Citroën en Vigo.

El presente pacto laboral, vigente entre 2014 y 2016, es el primero en el que se recoge desde el principio el compromiso de que "la empresa habilitará un sistema de comida caliente para los turnos de la tarde y de la noche en las mismas condiciones que hasta el momento dispone el turno de mañana". Anteriormente, los trabajadores nocturnos tenían que pasar la jornada con un bocadillo frío.

Por Navidad

En estos días, además, el gran comedor de Arteixo tiene 115 bocas más que alimentar. Son las que corresponden a los trabajadores eventuales contratados entre el 28 de octubre y el 23 de diciembre, como refuerzo de cara a las Navidades: 35 personas en tareas de paquetería, 30 en exportación y 50 para prenda colgada.

La plantilla estructural de Zara Logística ronda las 900 personas. Los eventuales estarán ya despedidos para Nochebuena pero, eso sí, podrán comer el turrón de Inditex, el de la cesta de Navidad a la que tienen derecho todos los trabajadores de Amancio Ortega que se encuentren de alta a día 30 de noviembre, ya vayan a cenar angulas o patatas a lo pobre.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad