Así presiona Roures para ganar la batalla del fútbol en la radio

stop

ESTRATEGIA

Jaume Roures, máximo responsable de MediaPro

31 de agosto de 2011 (19:26 CET)

Jaume Roures ya tiene totalmente definida la estrategia para poner fin a la batalla entre las emisoras de radio y su empresa Mediapro por el canon de acceso y retransmisión de los partidos desde los estadios de fútbol. El próximo paso es firmar un acuerdo con una sola cadena radiofónica con una rebaja muy sustancial sobre los 150.000 euros mensuales --1,2 millones al año por los meses de competición-- de canon fijo marcado de salida por Mediapro, que es el dueño de los derechos cedidos por los clubes hace dos años. Dicha rebaja podría situarse entre el 25% y el 50%.

Según fuentes cercanas a Mediapro, las negociaciones están muy avanzadas. Para desbloquear una situación que perjudica las maltrechas finanzas del grupo de comunicación de Roures y la imagen de los clubes de fútbol, Mediapro quiere poner contra las cuerdas al trío de cadenas radiofónicas más poderosas del país. Es decir, la Ser, la COPE y Onda Cero, que quieren hacer valer sus audiencias para reducir a la mínima expresión el impacto económico del canon.

Por eso, Roures quiere cerrar un acuerdo con una de las cadenas de lo que se podría denominar como segundo nivel. Mediapro les pone en la mano el caramelo de un precio muy competitivo y al alcance de sus limitadas posibilidades financieras por el paquete básico, que incluye la retransmisión del partido desde una cabina y la utilización de micrófonos inalámbricos a pie de campo.

Autonómicas y medianas, a punto

Emisoras como Punto Radio, Radio Marca o las autonómicas están en ese grupo. Si una de ellas cierra el acuerdo, tendría además preferencia para contratar los servicios premium que Mediapro reserva para una sola cadena. Es decir, la posibilidad de realizar entrevistas desde el palco o desde el túnel de vestuarios. Es decir, un calco de la fórmula que utiliza Canal Plus en sus retransmisiones televisivas de partidos de fútbol. El precio de este paquete aún no está fijado.

Roures está convencido de que si cierra este acuerdo en breve, las grandes cadenas radiofónicas no podrán estar mucho tiempo trabajando en inferioridad de condiciones. De momento, se está limitando a jugar al ratón y el gato a la espera de cerrar el acuerdo con la emisora de nivel medio que le permita tomar la iniciativa en esta batalla.

Evasivas de Roures
En declaraciones a 'El Partido de las 12', de la cadena COPE, el presidente de Mediapro señaló el martes que, en colaboración con su grupo, hasta ahora la Liga de Fútbol Profesional (LFP) se ha limitado a solicitar ofertas a las emisoras de radio. Ni siquiera reconoció el canon fijo de 1,2 millones de euros al año que unido a la parte correspondiente a los datos de audiencia supondría, según los cálculos de la propia COPE, un coste anual entre 3,3 y 3,5 millones en el caso concreto de esta emisora.

Tampoco quiso Roures mojarse con el destino de los ingresos del canon. Cuando los periodistas de ‘El Partido de las 12’ le preguntaron si el 85% de esos ingresos sería para Mediapro, Roures lo desmintió, pero sin aportar una sola cifra con el argumento de que están sujetos a contratos de confidencialidad.

De momento, las espadas siguen en todo lo alto. Durante la primera jornada de la Liga BBVA celebrada el pasado fin de semana, todos los periodistas radiofónicos recibieron la negativa de los clubes a acceder a los estadios por no pagar el canon. La única excepción fue la de Catalunya Ràdio, que sí pagó y retransmitió en directo el encuentro entre el FC Barcelona y el Villarreal haciendo valer los derechos que la Corporació Catalana de Ràdio i Televisió tiene suscritos con la compañía de Roures.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad