El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante su participación en el curso "La economía ante el blockchain. Lo que está por venir". EFE

Goirigolzarri pone Bankia en el escaparate

stop

El presidente de Bankia, Goirigolzarri, crítica las presiones de Podemos para mantener como pública la entidad: "El modelo no está en discusión"

Economía Digital

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante su participación en el curso "La economía ante el blockchain. Lo que está por venir". EFE

Barcelona, 20 de junio de 2018 (14:18 CET)

Bankia está en el escaparate, aunque quizás no luzca sus mejores galas. El presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, admite que es “posible” que un competidor se lance a por la entidad, aunque no le da una gran probabilidad a la venta. “Cualquier compañía que está en el mercado está sujeta a posibles operaciones; si llega una y es buena para los accionistas, bienvenida sea”, explicó este miércoles el ejecutivo.

No obstante, Goirigolzarri mantuvo que ahora no es el mejor momento para la transacción “debido a la valoración que actualmente tiene el sector financiero en los mercados”. Con la acción a 3,30 euros, el dirigente pidió “ser oportunista”. “En los próximos meses el Banco Central Europeo (BCE) elevará los tipos de interés y retirará los estímulos de liquidez”, auguró en el curso La economía ante el blockchain. Lo que está por venir. Aspira a que entonces acabe la “penalización”.

A pesar de dilatar la privatización completa, el primer ejecutivo de Bankia también advirtió de que “la privatización no se puede eternizar”. Además, disparó a los líderes de Podemos, que constantemente ponen sobre la mesa la idea de mantener a la entidad dentro del radar público: “En estos momentos, el modelo no está en discusión”.

Así, 2019 es ya sólo una fecha orientativa. El año previsto para la privatización “ahora se puede cambiar”. “No hay agobios ni prisa, pero hay que mantener una referencia de que la venta se va a producir”, indicó.

Reunión con el equipo de Pedro Sánchez

Goirigolzarri tiene previsto reunirse en los próximos días con la nueva ministra de Economía, Nadia Calviño, a la que trasladará su preocupación por el nuevo impuesto a la banca que el PSOE propuso hace meses. "Todavía no se ha concretado en que consistirá, pero lógicamente no me gusta", señaló.

El ejecutivo liderado por Pedro Sánchez aún duda sobre la creación del tributo o si gravar a otro sector --como el tecnológico-- para revalorizar las pensiones. Sí se concretó que estudia dos impuestos: uno al estilo tasa Tobin y otro genérico.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad