El consejero delegado de Abertis, Francisco Reynés, en la presentación de resultados

Cellnex reestructura su deuda para ir de compras por Europa

stop

telecomunicaciones

en Barcelona, 04 de agosto de 2015 (20:13 CET)

Cellnex, la antigua Abertis Telecom, quiere convertirse en líder europeo. Pocos meses después de su salida a bolsa, la compañía, que ya ha entrado en Italia, tiene claro el camino que quiere seguir y mira hacia Europa para aprovechar las oportunidades que puedan generarse. Para empezar, ya ha llegado a un acuerdo con la banca para reestructurar su deuda de 1.100 millones de euros, lo que le da más músculo financiero para afrontar compras.

Italia, Portugal, Francia, Reino Unido, Países Bajos, Alemania y Austria. Estos son los mercados en los que ha puesto el foco Cellnex a la espera de oportunidades, según han explicado este martes fuentes de la compañía. La empresa espera que el sector de las telecomunicaciones se concentre en el continente en los próximos años, dando lugar a menos operadores pero más grandes, y la filial de Abertis estará atenta a estas operaciones.

"Bien posicionada"

Ante la concentración del mercado, "Cellnex está bien posicionada para diseñar una red óptima, adquirir nuevos activos y ofrecer servicios adicionales a las compañías fusionadas", según la información que ha presentado este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), dentro de la documentación de los resultados del primer semestre.

Los ingresos de la compañía han crecido un 35%, hasta los 285 millones, mientras los beneficios han caído un 42%, hasta los 18 millones. El mercado ha acogido muy bien estos resultados, con una subida del 4,3% en la bolsa este martes. Y es que el descenso de los beneficios tienen una causa que va en la línea de la expansión de la compañía: la compra de más de 7.300 torres de telecomunicaciones en Italia por 693 millones de euros en el primer semestre.

Nueva financiación

Esta operación fue el inicio de la internacionalización de Cellmex, que sólo está presente, por ahora, en España e Italia. Pero para proseguir con su expansión necesitaba reestructurar su deuda, y así lo ha hecho. La empresa tenía dos créditos de 800 y 300 millones, con una media de vencimiento de 3,9 años, y los ha cubierto con dos créditos de 200 y 300 millones y, el resto, con una emisión de deuda de 600 millones que cerró en julio. Así, ahora Cellnex sigue contando con un endeudamiento de 1.100 millones pero con un vencimiento de 6,6 años.

Así, tiene más dinero para afrontar posibles compras, pero además, también ha ganado capacidad de nuevo endeudamiento. Con la reestructuración de la deuda, la compañía ha eliminado los covenants, las restricciones que tenía por parte de sus acreedores, de tal forma que ahora puede llevar a cabo operaciones, o endeudarse más, sin que afecte a las condiciones de los créditos que ya tiene.

De Abertis a Cellnex

Abertis Telecom salió a bolsa el 1 de abril pasado adoptando la nueva denominación de Cellnex Telecom. Su presidente es Francisco Reynés, también vicepresidente de Abertis, que es el primer accionista de Cellnex con el 34% de las acciones. BlackRock es el segundo accionista (6,2%) y La Caixa, a su vez accionista de Abertis, el tercero con un 5%.

La compañía tiene tres líneas de negocio: las infraestructuras para telefonía móvil, como las torres, que en el primer semestre del año aportó el 44% de los ingresos –la mitad de ellos en Italia, después de adquirir las 7.300 torres a WIND–; las actividades en el sector de difusión audiovisual, que aportó el 42% de los ingresos, y las redes de seguridad y emergencia y soluciones para la gestión inteligente de infraestructuras urbanas, que aportó el restante 14%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad