Codorníu trata de incrementar sus ventas al exterior

stop

El grupo ficha a Jordi Cruz y a la diseñadora Míriam Ponsa para aumentar sus exportaciones, que ahora suponen el 50% de la facturación

02 de diciembre de 2014 (17:11 CET)

Codorníu encara la campaña de Navidad con un claro propósito: que sus exportaciones tengan más peso en la contabilidad de la empresa. Las ventas internacionales suponían el 50% de la facturación de la firma al cierre del ejercicio 2013, los últimos datos disponibles antes de la junta de accionistas que se celebra este miércoles. El porcentaje está lejos de otros grandes grupos del cava, que ya consiguen vender el 80% de sus productos fuera de España.

Para acercarse a sus competidores directos, la compañía de la familia Raventós ha lanzado una campaña internacional con la que espera consolidar su negocio en los "más de 100 países en los que estamos presentes", en palabras de su director general, Xavier Pagés.

Jordi Cruz y Míriam Ponsa, embajadores

El grupo ha "invertido una cantidad destacable" en fichar a Jordi Cruz, el mediático chef que recibió su primera estrella Michelin a los 24 años y conserva un triestrellato en el Ábac; y la diseñadora catalana Míriam Ponsa.

La campaña se ha gestado en la agencia SCPF, capitaneada por Toni Segarra, y esgrime un discurso que "no habla ni de valores ni de actitudes, muestra en pocas palabras lo que somos: pequeñitos, no representamos a un fenómeno como el champán, pero muy currantes, que creemos en lo nuestro, somos informales y damos la vida por un pequeño país que nos encanta y mira al mundo", asegura Cruz.

Valores reivindicados

Codorníu reconoce que la campaña de Navidad es únicamente una estrategia de marca, para conseguir globalizarla. El lema elegido es: "No somos Champagne, somos Codorníu, desde 1551". Los valores centenarios se reivindican, igual que la cultura mediterránea, la informalidad y la proximidad o el trabajo en equipo. Se ha traducido en cinco idiomas --catalán, español, flamenco, alemán e inglés-- y se ha adaptado el mensaje según el país al que vaya dirigido.

Pagés indica que la inversión más importante se destinará a las acciones publicitarias en Europa, "especialmente en Reino Unido, Bélgica y Suiza". También tienen la vista puesta en Estados Unidos y Latinoamérica, especialmente Brasil.

Ana y Cuveé 1872

Además de divulgar el "manifiesto de marca", la compañía promocionará su tradicional cava Anna, a quien Ponsa dará cara, y el Cuveé 1872, que nace para conmemorar el año en el que la firma elaboró la primera botella de cava.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad