Directivos vinculados a Clesa (Nueva Rumasa) pujan por Cacaolat

stop

CONCURSO DE ACREEDORES

Concentración de trabajadores de Cacaolat

14 de julio de 2011 (18:42 CET)

El proceso de venta de la unidad productiva de Cacaolat avanza. El juez encargado del caso tiene en su poder las ofertas que han presentado diversos grupos para hacerse con la histórica cabecera. Aunque a última hora se podrían producir sorpresas, tanto por el número de licitadores como por los grupos interesados. No obstante, entre las que han transcendido hay una que llama la atención: la ha presentado un fondo de capital riesgo denominado Eneas, que operaría en colaboración con un grupo de ejecutivos del grupo Clesa, sociedad de Nueva Rumasa en concurso de acreedores, según fuentes del sector. En la oferta de Eneas no se incluye ningún directivo actual de Cacaolat.

Con la propuesta citada, serían siete las presentadas, según fuentes conocedoras del proceso: Central Lechera Asturiana; Leche Pascual; el fondo de inversión Victory Corporate Turnaround, especializado en reestructuraciones de empresas y tras el que diversas fuentes sitúan a Cobega, la embotelladora de Coca-cola en España; Hiperion Capital Management, gestora de fondos de capital riesgo experta reestructuración de empresas y también Damm y Vichy Catalán.

Vichy Catalán mantiene el aval


Todos estos grupos habrían presentado al juez, Javier Fernández, titular del juzgado mercantil número 6 de Barcelona sendas cartas mostrando su intención de comprar la unidad productiva de Cacaolat. No obstante, de todas las ofertas, solo una, la de Vichy Catalán, ha dado un paso más y el pasado 1 de julio presentó al magistrado un aval con su compromiso de adelantar 3 millones de euros para sufragar los gastos más urgentes que para mantener su actividad precise Cacaolat. Esta acción y su significado se mantienen después de que el juez Fernández anunciase que mantiene la venta de la empresa catalana a pesar de que desde un juzgado madrileño se reclame unir el concurso de acreedores con el de la matriz Clesa, según han declarado fuentes de Vichy a Economía Digital.

En todo caso el proceso no frena. Tanto los administradores judiciales como los sindicatos de Cacaolat como la Dirección General de Indústria de la Generalitat coinciden en valorar que la solución para la empresa catalana de batidos no debería aplazarse más allá de finales de julio. Si se alargase más la supervivencia de la empresa estaría en tela de juicio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad