El alquiler de oficinas toca fondo en Madrid y Barcelona

stop

Los precios dejan de caer por primera vez desde el 2010 y los consultores esperan un repunte

14 de abril de 2014 (21:09 CET)

Las empresas están haciendo su agosto con las ofertas en el mercado de oficinas en Madrid y Barcelona. Los precios están bajo mínimos y se encuentran rebajas extraordinarias en las zonas periféricas. El mercado parece haber tocado fondo y los consultores esperan una próxima recuperación.

Madrid ha tenido tres grandes mudanzas corporativas durante los últimos meses: Vodafone, Cepsa y, más recientemente, Icex, en pleno proceso de traslado. Las grandes compañías han aprovechado precios en zonas céntricas de Madrid de entre 13 y 24 euros el metro cuadrado. Se trata del nivel más bajo en los últimos cuatro años y que este trimestre ha dejado de caer por primera vez desde 2010, según la consultora inmobiliaria Jones Lang LaSalle (JLL).

Tras cuatro años de caídas, el mercado se estabiliza y la perspectiva es que los próximos meses repunte, pero especialmente en las zonas privilegiadas. En la periferia de las dos grandes ciudades españolas, los precios continúan por los suelos: 5,25 euros el metro cuadrado en la periferia de Madrid y 5,5 euros en Barcelona, de acuerdo con los datos de JLL.

Los fondos sobrevuelan

Los fondos de inversión tradicionales también comienzan a mostrar el interés que meses anteriores hicieron ver los más especulativos, según explican los responsables de la consultora inmobiliaria. El apetito del capital foráneo hace prever que la caída ha llegado o, en el peor de los casos, está llegando a su fin.

Los consultores consideran que las zonas privilegiadas de las grandes ciudades no sufrirán nuevos ajustes (al menos no de grandes proporciones) y la periferia difícilmente bajará al haber llegado al nivel de saldo. Las zonas consideradas como satélites, fuera del casco urbano de las ciudades, ya tienen precios medios de 4,25 euros el metro cuadrado.

El sector residencial ve brotes


La caída libre también puede estar llegando a su fin en el sector residencial. En febrero pasado, la compra de viviendas aumentó el 38% respecto al mismo mes del año pasado (que tuvo uno de los peores datos históricos).

Los bancos están reactivando el crédito para la compra de viviendas, por lo que se espera una mejora en las transacciones, explica Fernando Encinar, fundador y jefe de Estudios del portal inmobiliario Idealista.com. Pese a ello, descarta subidas generalizadas de precios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad