El canon del agua sube de media el 25% en tres años

stop

La Agencia Catalana del Agua incrementa el tramo base el 17% desde finales de 2010

12 de marzo de 2013 (20:52 CET)

La dirección de la Agència Catalana de l'Aigua (ACA) ha aprobado este martes incrementar el canon del servicio el 5,4% en el anteproyecto de presupuesto de 2013. Será la tercera subida consecutiva del gravamen del agua de la empresa pública, en pleno proceso de ordenación de gastos e ingresos para recuperar y consolidar su viabilidad. En total, la subida media del canon desde finales de 2010 llega al 25%.

Eso sí, su impacto final en la tarifa del usuario dependerá del consumo de agua. Cuanto más alta sea la cifra, mayor es la tasa y su crecimiento. La empresa pública busca que la penalización lleve a un consumo del recurso más responsable.

Subidas del canon

El presupuesto de 2011, el primero que realizó CiU cuando recuperó el Govern de la Generalitat, imponía una subida lineal del 8,5%. Un año después, el consejo de administración del ACA diferenció el incremento del gravamen según los tramos de consumo. La dotación básica del servicio doméstico, el más extendido, se quedó en el 3%. El resto alcanzó el 10% e incluso se creó un cuarto tramo para los consumos más altos con una presión fiscal más elevada.

Fuentes cercanas a la empresa pública dirigida por Leonard Carcolé recuerdan que la evolución del canon en lo que denominan dotación básica del servicio --el tramo en el que se usa el agua de forma más responsable-- refleja la evolución exacta del IPC entre los periodos en los que se ha realizado el presupuesto del ACA.

Viabilidad de la compañía

Para asegurar que la empresa pública es viable en los próximos años, la cúpula encabezada por Carcolé limitará de nuevo en 2013 sus inversiones. En el presupuesto, que aún no tiene el visto bueno final de la Generalitat, la ACA afirma que no tendrá capacidad económica para realizar inversiones en nuevas infraestructuras hasta 2017 más allá de las pactadas con anterioridad.

La empresa pública asumirá varios vencimientos de préstamos y pólizas de crédito este 2013, cuyo montante alcanza los 125,9 millones de euros. En el último ejercicio, la compañía ha reestructurado 536,6 millones de deuda y no prevé abrir una nueva negociación para conseguir más tiempo para devolver los créditos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad